Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

¿Quieres tu propio depa?

Comprar tu departamento es posible si te lo propones

Ya sea que vivas con tus papás, estés rentando solo o con roomies, comprar una casa o departamento es un paso muy importante, pues existen muchos pasos y acciones que tomar en cuenta, además de que se involucran diferentes personas e instituciones. 

Así que te recomendamos hacerte las siguientes preguntas para saber cuál es la mejor opción para ti:

Prepárate para cumplir la meta de vivir en tu propia casa
Ahorrar para comprar una casa: 5 tips

¿Cuál es tu situación laboral?

Uno de los factores más importantes que deberás valorar para decidir si comprar o rentar son tus ingresos.

Existen ventajas de comprar una casa si tienes un trabajo estable, que te genera unos ingresos mensuales con los que podrías destinar hasta un 40% para pagar una hipoteca, durante más o menos 20 años.

Por otra parte, te será más conveniente rentar si no estás trabajando o lo estás haciendo de forma temporal y tus ingresos cambian en función del tiempo que trabajas cada mes.

¿Planeas cambiarte de ciudad?

Otra circunstancia a tener en cuenta antes de comprar o rentar una casa es tener claro si la ciudad en la que quieres vivir será siempre la misma.

Si la ciudad en la que vives es donde tienes tu trabajo, familia y amigos, y no te ves viviendo en otro sitio, significa que es un lugar en donde existen evidentes ventajas de comprar una casa. 

En cambio, si en este momento te encuentras cómodo viviendo donde estás, pero no descartarías cambiarte si tu vida mejora al hacerlo, rentar podría ser una mejor opción para ti.

¿Has pensado en cómo es tu casa ideal?

Tener claro el tipo de vivienda que necesitas es algo fundamental para decidir bien:

Si ya sabes cómo es la casa que te gustaría tener, también el número de habitaciones e incluso la zona donde debería estar, la opción de comprar es más interesante.

Por el contrario, entre las desventajas de comprar una casa estaría el hecho de que no tengas muy claro si tu familia crecerá en el futuro o si necesitarás cambiar de zona dentro de algunos años.

Los siguientes consejos para comprar una casa te pueden ayudar para tomar una decisión informada, considerando las diferentes etapas del proceso.

1. Averigua todo sobre la casa que vas a comprar

Si la casa es de segunda mano, lo primero que se debe hacer es solicitar el título de la propiedad y asegurarse que el inmueble esté libre de adeudos o esté comprometida en otro crédito. Para ello, basta con acudir al Registro Público de la Propiedad para solicitar un documento que indique la situación de la casa ante esa institución. 

También es útil que la visites con un experto que te ayude a estimar qué clase de modificaciones podría necesitar.

2. Comprueba si contarás con el financiamiento necesario

Antes de elegir un crédito hipotecario, es necesario conocer el valor de la vivienda que deseas adquirir. Puedes utilizar nuestra herramienta BBVA Valora para revisar su valor aproximado.

Evalúa las diferencias entre un crédito hipotecario de tasa fija y una de tasa creciente. Conoce sus características en ¿Qué tipo de crédito hipotecario elegir? y verifica cuál es tu mejor opción antes de adquirir tu crédito. 

Recuerda que el costo de un crédito es más que solo los intereses, pues es necesario calcular otros gastos fuera del valor de la casa. Más que la tasa de interés, evalúa el Costo Anual Total (CAT), un indicador porcentual anual que suma algunos costos extras.

3. Calcula el enganche y otros gastos iniciales

Uno de los consejos para comprar una casa, es cómo utilizar mejor el enganche. Entre más ahorro destines para el enganche, menor será el financiamiento y los pagos mensuales. 

El enganche no es el único pago inicial, también se deben sumar otros gastos como el avalúo y los gastos notariales, entre otros. Considera que no en todas las entidades federativas o municipios se pide un avalúo comercial, y el avalúo bancario es solo para la autorización del crédito.

Ten en cuenta que nunca debes dar dinero a modo de enganche o depósito sin un contrato que formalice la operación.

4. No olvides al notario y los gastos de escrituración

El notario redactará una escritura en la que se hará constar que tú serás el nuevo dueño de la vivienda y que la estás hipotecando a favor de BBVA México por el crédito que te otorgó. El Notario debe verificar, entre otras cosas, que la persona que te vende sea el dueño y que la vivienda esté regularizada. 

La escritura es el documento que redacta y autoriza el notario y está integrada por el certificado de gravamen y las constancias de no adeudos. Estos documentos representan la mayor parte de los costos del notario y el resto, son sus honorarios notariales más IVA. 

Finalmente, al comprar una casa existen dos pagos obligados que deberás cubrir como comprador: el impuesto de adquisición de inmuebles, que es un porcentaje del valor de la casa, y también los derechos de inscripción en el Registro Público de la Propiedad. Considera que algunos esquemas de cofinanciamiento con INFONAVIT o FOVISSSTE pueden contemplar el pago de una parte de estos gastos. Recuerda que, en algunos casos, es posible se llegue a causar el Impuesto Sobre la Renta por Adquisición.