Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Cómo funcionan los impuestos indirectos?

¿Qué son los impuestos directos e indirectos?

Los impuestos son pagos obligatorios que quienes consumen productos o servicios y ganan dinero en México deben pagar al gobierno. Algunos llegan directamente a tu nombre y otros los pagas a través de los productos que consumes, esta es la diferencia entre los impuestos directos e indirectos. 

Cuando consumes productos y servicios, trabajas o realizas alguna actividad empresarial dentro del país, los impuestos que pagas se ocupan para distintos fines: educación, salud y transporte público, seguridad, justicia y otros proyectos. Es importante cubrir estos pagos para evitar multas, embargos o bloqueo de cuentas bancarias; por ello, es recomendable tener a la mano información básica sobre pago de impuestos.

Adicionalmente, conocer la diferencia entre impuestos directos e indirectos te ayudará a entender cómo se incorporan a tu vida diaria.

¿Cómo funcionan los impuestos directos?

  • Se aplican sobre tus ingresos o patrimonio

    Aquí entra el Impuesto sobre la Renta, la tenencia o el predial, pues el cobro te llega directamente.
  • No hay intermediarios

    Es decir, tú eres quien paga a la autoridad y los pagos o cobros se emiten a tu nombre.
  • Tú eres responsable de ellos

    Al no haber intermediarios, debes mantenerte al pendiente y hacer los pagos en tiempo y forma. Además, no es posible trasladarlos a otras personas.
Si te cuesta trabajo organizar tus finanzas y tiempos para pagar los impuestos directos en tiempo y forma, puedes apoyarte en la plataforma de pago de impuestos BBVA. Con ella podrás pagar en línea y obtener comprobantes de pago con validez oficial sin salir de tu casa.

¿Cómo funcionan los impuestos indirectos?

Por ejemplo, el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), el cual equivale al 16% del valor del producto y se suma sobre su precio final.
Cubres el impuesto sin tener que dárselo directamente a la autoridad, sino que lo recibe la tienda o persona a quien estés pagando y después lo entrega a quien corresponde.

La empresa en la que compres el producto o servicio es la encargada de pagar estos impuestos, pero lo traslada a sus clientes a través del precio final del producto. 

De tal forma, los impuestos indirectos aplican para cualquier persona que consuma servicios o productos dentro del país. No importa si es un turista o vive en México, el cobro ya está integrado.

Conclusión

Conocer la diferencia entre impuestos directos e indirectos es un paso importante para planificar tus finanzas personales contemplando estos costos adicionales. Así podrás mantenerte al pendiente de aquellos que son tu responsabilidad y prever los que aumentarán los precios de aquello que sueles consumir.