Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

¿Qué es responsabilidad civil por daño a terceros?

Conoce qué es responsabilidad civil por daños a terceros y por qué es obligatoria.

Imagínate que estás circulando sobre una carretera federal porque tu familia y tú se dirigen a las vacaciones que han estado deseando por tanto tiempo. Un coche intenta rebasarlos, pero calcula mal su maniobra y lo único que consigue es golpear tu vehículo. En ese momento lo único en lo que piensas es en garantizar la seguridad de tu familia.

¡No te preocupes, estás protegido! Desde el primero de enero del 2019, todos los automovilistas, motociclistas y quienes utilicen bicicletas con motor están obligados a contar con un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros para poder transitar sobre cualquier territorio federal. 

Esto se tomó como medida ante los altos índices de accidentes en caminos y carreteras del país.

¿Sabes qué es responsabilidad civil por daños a terceros?

Es un seguro cuya póliza protege a las personas contra quienes hayas tenido un accidente. Por disposición oficial, el seguro de responsabilidad civil por daños a terceros que contrates debe contar con dos coberturas: de daños a personas y de daños materiales a terceros. 

¿A qué se refiere la cobertura de daños a personas?

Si al tener un accidente vial, la persona contra la que tuviste el percance sufrió lesiones físicas, tu cobertura de daños a personas te evita un gasto inesperado al pagar cualquier tipo de tratamiento que la otra persona necesite. Incluso en caso de muerte, la cobertura te protege al darle a los familiares afectados una indemnización.

¿Qué es la cobertura de daños materiales a terceros? 

Si tienes un accidente contra otra persona y causaste daños a sus bienes, por ejemplo, abolladuras o afectaciones más graves en el carro de la otra persona, tu seguro liquida los gastos de reparación para que tu economía no se vea afectada por este imprevisto. 

Debes considerar que las carreteras, los caminos, puentes, las vías, supervías o autopistas, así como los aeropuertos, son territorios que pertenecen al Estado y no puedes circular en ellos a menos de que cuentes con el seguro señalado.

¿Qué pasa si no contrato el seguro de responsabilidad civil por daños a terceros?

De no tenerlo o de no contar con la cobertura de daños a personas y de daños materiales a terceros, las autoridades pueden multarte o incluso retirarte de circulación.

Ahora que sabes qué es responsabilidad civil por daños a terceros y cuáles podrían ser las consecuencias de no contar con este seguro o no tener las dos coberturas contratadas, puedes asesorarte y tramitar la póliza de tu seguro. Así, tu familia, terceros y tú estarán siempre protegidos.