Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Cuál es el objetivo de la tasa de interés?

¿Cuál es el objetivo de la tasa de interés?

Las tasas de interés afectan el costo de los préstamos que otorgan las entidades financieras y como resultado, se vuelven herramientas que tienen un impacto en ti, tus metas e intereses, pero también tienen influencia en un nivel más grande, pues pueden acelerar o ralentizar las economías. Por eso el Banco de México (Banxico) administra las tasas con la meta de estimular el crecimiento del país.

El objetivo de la tasa de interés es establecer una medida que indique cuánto cuesta el dinero, es decir, define qué tan rentable es para un banco prestar o para una persona guardar efectivo en una cuenta de ahorro.

 

¿Qué es la tasa de interés?

Una tasa de interés es el costo de pedir dinero prestado o la recompensa por ahorrarlo. Se calcula como un porcentaje del monto que fue entregado por un prestamista en un financiamiento bancario o por una persona que lo guarda en una cuenta de ahorro.

Los bancos cobran una tasa de interés en busca de un beneficio o rendimiento, tal y como lo hacen las personas cuando colocan su efectivo en una cuenta de ahorro. De esta forma, las entidades financieras compiten por los clientes que depositan sus ahorros y por los que solicitan créditos y es por ello que las tasas de interés se mantienen muy similares en el mercado.

¿Cómo funciona la tasa de interés?

Un banco aplica la tasa de interés a la porción total impaga del saldo de un préstamo otorgado o a la línea de crédito en uso de una tarjeta y tú debes pagar al menos el interés en cada período de capitalización. De lo contrario, tu deuda pendiente aumentará aunque estés haciendo pagos.

Características de la tasa de interés

Las características de la tasa de interés son muy sencillas: 

  • Se miden en porcentaje.
  • Se agregan al saldo total que falta por pagar.
  • Están predeterminadas.
  • Se cobran con base en lo establecido por Banxico.

Por otro lado, los bancos cobran tasas fijas o tasas variables:

  • Las tasas fijas siguen siendo las mismas durante la vigencia del préstamo.
  • Las tasas variables cambian conforme a los movimientos de la tasa de referencia. Por ejemplo, si Banxico la sube, también lo hará la que está asociada al pago de tu préstamo y viceversa.

De esta manera, las tasas de interés afectan la forma en que gastas el dinero:

  • Cuando las tasas son altas, los créditos cuestan más y la gente los solicita menos. Esto puede generar un problema, ya que la demanda de productos suele caer y las empresas venderán menos, contrayendo la economía y cayendo en una posible recesión.
  • Cuando las tasas de interés bajan, ocurre lo contrario. Tú pedirás más préstamos, tal vez ahorres menos, pero en general, se impulsará el crecimiento macroeconómico. Sin embargo, por muy bueno que parezca, las tasas de interés bajas pueden generar inflación, disminuyendo tu poder adquisitivo.
Ahora que ya conoces el objetivo de la tasa de interés, presta atención a los cambios que realice el Banco de México, ya que los bancos ajustarán su oferta con base en ellos. Hacer esto te ayudará a disminuir los riesgos al pedir un financiamiento bancario, elegir una tarjeta de crédito, invertir y ahorrar.