Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
7 razones para potenciar un emprendimiento femenino

7 razones para potenciar un emprendimiento femenino

Ayudar a potenciar el emprendimiento femenino es una buena opción, tanto para las personas particulares como para empresas ¡Averigua aquí las razones!

En los últimos años, el empoderamiento femenino se ha tomado la agenda mundial. Cada vez más, las mujeres se atreven a independizarse o hacer lo que les gusta, como por ejemplo emprender y apostar por sus capacidades. En México, muchas mujeres se han aventurado en el mundo del emprendimiento, dedicándose a trabajar duro por sus buenas ideas, estudios y motivaciones. Pero ¿por qué las personas o las empresas deberían ayudar a potenciar un emprendimiento femenino? Conoce aquí 6 razones de por qué una empresa creada por mujeres puede ser un triunfo para el mercado y para el mundo.

1. Mujeres, preparación e innovación

Para que un emprendimiento funcione, se necesita rigurosidad y preparación académica, pero también creatividad, innovación y motivación. El emprendimiento femenino cuenta con ambas, lo que te entrega un primer buen pie de confianza. Además, el acceso a la educación superior femenina va cada vez más en aumento. Por otra parte, una mujer que emprende busca soluciones creativas y hace lo necesario para alcanzar los objetivos que se propone. 

2. Ayudar a la economía

Apoyar a potenciar un emprendimiento femenino es también sinónimo de contribuir a la economía del país. Las mujeres representan un importante porcentaje de la fuerza laboral del país y muchas de ellas destinan su tiempo a labores del hogar que no son remuneradas. Apoyando a los negocios que puede emprender una mujer, también contribuyes a la sociedad.

3. Potenciar a las emprendedoras: un buen negocio para ti

Por otro lado, empoderar a las mujeres es un buen negocio. Las empresas se benefician al aumentar la participación femenina, ya que está demostrado que así se aumentan la eficacia de las instituciones. Si trabajas potenciando un emprendimiento femenino desde tu empresa, no solo conseguirás ayudar al resto del país, sino que también tendrás buenos resultados en tus negocios. 

4. El hogar: la mejor escuela

Muchas mujeres que deciden llevar una vida emprendedora son dueñas de hogar y lo hacen por la necesidad de aportar en sus casas. Además, se caracterizan en su mayoría por ser adultas y madres. Esto quiere decir que son personas que tienen el control y manejan la agitación cotidiana de los hogares, por lo tanto buscan alternativas, conocen el mercado y las ofertas, y saben cómo sacar adelante proyectos. Esto es un factor clave de confianza que te pueden entregar los negocios que puede emprender una mujer.

5. Ejecución y multitareas: la clave del éxito

Las mujeres tienen grandes habilidades para desarrollar emprendimientos exitosos. Entre ellas, la capacidad de realizar multitareas y el tener mayores cualidades para el trabajo en equipo, porque usan un estilo más amigable, influyente, ejecutivo y persuasivo para lograr sus objetivos. También, tienes que saber que la mayoría de las mujeres son más detallistas, llevadas a las normas y buscan la calidad en lo que realizan. Así, un emprendimiento llevado por personas con estas características, tiene altas probabilidades de alcanzar el éxito.

6. Un emprendimiento femenino implica responsabilidad

Por experiencia laboral o doméstica, un emprendimiento femenino te entrega confianza y responsabilidad. Las mujeres que son madres, normalmente llevan las cuentas y la agitación de los hogares. Las que no lo son, mayoritariamente trabajan y cuentan con una experiencia laboral que les entrega responsabilidad financiera.

7. Ayudar a igualar la cancha

Por último, aunque no menos importante, apoyar a los emprendimientos femeninos es una manera de trabajar por la igualdad de género. Si fomentas y potencias a las mujeres en sus trabajos, estás ayudando a reducir las desigualdades económicas y a promover la autonomía femenina, lo cual es un pilar básico para una sociedad más sana, pacífica y justa. Con esto, podrás ayudar a poner fin a la pobreza y promover el bienestar del planeta, entre otras cosas. ¡No te quedes fuera de esta gran misión!

Las mujeres que buscan dedicarse a una vida emprendedora es un fenómeno que va en alza no solamente en México, sino en el mundo entero. Puedes potenciar a los emprendimientos femeninos de múltiples formas: apoyándolas financieramente, integrándolas a tu empresa o considerando sus productos en el mercado más cercano.

¿Buscas hacer crecer tu negocio?
Descubre las opciones que tenemos