Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
para que sirven los bancos

¿Para qué sirven los bancos?

El concepto del dinero y el de una entidad que ayuda con su administración están muy relacionados. De hecho, este tipo de instituciones existen desde la antigua Mesopotamia, cuando se realizaban préstamos de granos para los agricultores.

Fue a finales de la edad media y principios del renacimiento que en Italia se formó la idea de los bancos, y solo después de la primera revolución industrial se transformaron en las instituciones que son ahora, y que han continuado su evolución hasta incluso entregarte acceso a una cuenta de banco en línea.

¿Para qué sirven los bancos en tu día a día?

Los bancos tienen como actividad principal prestar todo tipo de servicios financieros relacionados con la administración del dinero, desde los depósitos bancarios hasta las inversiones.

De forma un poco más específica, estos son algunos ejemplos de para qué sirve un banco en tu día a día:

  • Transacciones bancarias. Los bancos funcionan como mediadores en todo tipo de movimientos de dinero, desde las compras, hasta las transferencias. Todo este detalle lo puedes revisar en tu estado de cuenta.
  • Resguardo de dinero y valores. Muchos bancos entregan cuentas de ahorro y ese dinero requiere de resguardo. Además del cuidado del efectivo, algunas sucursales bancarias ofrecen hacer la protección de valores.
  • Préstamos y créditos. Los bancos tienen los sistemas necesarios para hacer préstamos de todo tipo, tanto a personas físicas como a empresas. Gracias a esta capacidad, pueden entregar financiamiento de forma que quien solicita el préstamo pueda usar el dinero para cumplir sus metas. Para las empresas, un banco puede ser una muy buena opción de apalancamiento para potenciar su crecimiento.
  • Inversiones. Es posible contratar casi cualquier producto financiero de inversión, y además una vez que se haya capitalizado, puedes enviar el dinero a una cuenta segura. Podrás elegir entre una gran variedad de opciones, siempre contemplando cuál es aquella inversión que mejor se ajusta a tus necesidades.
  • Productos para empresas. Un banco es uno de los aliados más importantes que tiene una empresa, pues a través de una institución de este tipo, una compañía puede solicitar financiamiento, hacer el pago de nómina a sus empleados y sacar el máximo provecho de servicios para negocios como el factoring y el leasing. Además, la administración del dinero con el que cuenta la empresa se puede hacer fácilmente abriendo una cuenta de banco.
  • Seguros. Los bancos ofrecen todo tipo de pólizas; a través de un banco puedes contratar un seguro de vida, de gastos médicos, educación, para el auto o para tu hogar.

Los bancos te ayudan a gestionar tu dinero

Al saber para qué sirven los bancos, tendrás claridad de cómo resuelven las distintas necesidades que puedes tener con la gestión de tu dinero, pero además tienen una amplia gama de productos que te servirán de ayuda en diferentes áreas, ya sea con la administración de tu presupuesto personal, con tus ahorros, tus inversiones y con el pago de cuentas.

Además, si tienes una empresa, puedes acceder al financiamiento que necesita para continuar con su crecimiento.

Como puedes ver, los bancos cumplen un rol fundamental en la sociedad, como entidades que te permiten ahorrar, invertir, pagar, transferir dinero y gestionar tus recursos. ¿Te imaginas cómo podrías realizar todas estas operaciones si no existieran?

¿Cuál es el futuro de los bancos?

Ahora que ya conoces para qué sirven los bancos, debes saber que como instituciones responsables del dinero de muchas personas, estas instituciones se modernizan de forma continua para entregar mejores servicios, seguridad y rapidez.

Por ejemplo, pasaron de anotar las operaciones de sus clientes en pizarrones dentro de las sucursales a llevar un registro computarizado de todas las cuentas.

Con la llegada del Internet, los bancos se percataron de las ventajas que esta tecnología aportaba a su negocio y actualizaron sus sistemas para ser capaces de entregar sus diversos servicios de forma digital.

De hecho, hoy puedes realizar cualquiera de las transacciones bancarias antes mencionadas de forma remota, con Apps y plataformas digitales, sin que tengas que poner un pie en una sucursal.

¿Cómo ingresar a la banca digital?

Si no has abierto una cuenta de banco, puedes acudir a una sucursal o hacerlo directamente desde Internet.

Por medio de una cuenta digital, podrás ser parte de un ecosistema financiero que te ayudará a ordenar tu presupuesto, realizar tus transacciones en línea, ahorrar tiempo y gestionar tus finanzas fácilmente desde cualquier lugar.