Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Descubre cómo cuidar tus finanzas personales para independizarte

Blog

Descubre cómo cuidar tus finanzas personales para independizarte

Llegó la hora: tendrás tu propio hogar con tus propias reglas. Pero, ¿cómo cuidar tus finanzas personales y ahorrar lo suficiente para ello?

Primero la escuela, luego la universidad, después un primer trabajo, y cuando estás en una cierta etapa conseguir tu propio hogar. En todo momento pueden aparecer nuevos retos, que a su vez hacen que cambies tus prioridades y gastes el dinero de modo diferente. ¿Cómo cuidar tus finanzas personales cuando llega el momento de independizarse de los padres y madres? Ahorita lo descubrirás.

¿Cuándo llega el momento de ser independiente?

Piénsalo, cuando estabas estudiando tu prioridad era comer, tener suficiente para regresar a casa en transporte público o auto, los materiales para las tareas o proyectos de universidad y quizá algún antojito.

Posteriormente, cuando conseguiste tu primer trabajo, continuaba el gasto de la comida diaria y el transporte a la oficina. Sin embargo, las responsabilidades cambian y ahora no puedes darte el lujo de llegar tarde al trabajo, a diferencia de lo ocurrido en tu etapa de estudiante.

El gasto de transporte es algo que puede mantenerse en las diferentes etapas de tu vida y por eso tiene sentido que inviertas más en él y trates de conseguir un medio de transporte que te ayude a llegar siempre a la hora o mudarte más cerca, porque no puedes darte el lujo de llegar tarde.

Este es solamente un ejemplo, sin embargo, todavía necesitas apuntar algunos consejos más sólidos sobre cómo cuidar tus finanzas personales y tener muy presente todas las responsabilidades que significan independizarse de los padres y madres.

Planifica tus finanzas con 6 consejos

No te estreses y aprende a ponerle orden a tus gastos con estas recomendaciones.

1. Consigue una tarjeta de crédito. ¿Quieres tu propio hogar, donde tú hagas las reglas? Bueno, utiliza una tarjeta sabiamente. Será importante si quieres tener un buen historial crediticio, porque es lo primero que checan las entidades financieras para ver si calificas para un crédito hipotecario. Mira estas buenas prácticas al respecto:

  • Fíjate bien en la fecha límite de pago, porque puedes sufrir recargos si no pagas a tiempo. ¡Anótala en tu calendario!
  • Deposita una cantidad semejante en la tarjeta de crédito. Esto muestra constancia, responsabilidad, y que tienes un ingreso estable.
  • Procura hacer un gasto mínimo cada mes, como la membresía de una plataforma de streaming o de gimnasio. Esto con tal de no recibir cuotas de no uso.

¡Y sigue haciéndolo en el tiempo! Así, cuando finalmente te animes a buscar un depa propio, tendrás un buen perfil crediticio y todo el proceso puede resultar mucho más fácil. 

2. Cuida bien de tus bonos. Esfuérzate y descubre maneras de ganar un cachito extra de dinero, como tener un récord genial de asistencia o un gran rendimiento laboral. Una vez que los tengas, evita gastarlo todo en un solo lado y ahorra lo más posible.

3. Ahorra una parte de tu sueldo. Si ganas 12 mil al mes, considera que mil o 2 mil se vayan a tu cuenta de ahorros y ya estuvo. Luego, considera que la mitad de tu sueldo podría dedicarse a gastos indispensables (renta, luz, agua). En este rubro ayuda mucho tener roomies, porque entre todos se reparten el costo de la renta. ¡Puedes gastar el resto en placeres culposos! Eso sí, intenta nunca quedarte en ceros.

4. Crea metas de ahorro. No vas a dejar ahí tirado tu dinero, ¡decide qué quieres hacer con él! Para eso son las metas de ahorro. Ahora que vas a independizarte de tus papás, tu prioridad es obtener muebles y electrodomésticos, así que ve ahorrando para cada uno. Junta mil pesos para una licuadora, luego 8 mil de una lavadora o 4 mil para un sofá o una buena mesa. Ahorra de poco a poco, con un objeto prioritario en mente. Así reunirás los elementos para crear tu propio hogar.

5. ¡Organízate! No importa cómo lo hagas, sino que lo entiendas. Planifica tus finanzas en hojas de cálculo, app de notas, cuadernos o pizarrones. Necesitas establecer presupuestos y hacerles caso en la medida de lo posible. Es decir, debes saber con exactitud cuánto dinero tienes y a dónde moverlo. Anota todo, desglosa tus gastos, define cuánto quieres destinar a cada cosa, y nunca dejes de monitorear tu cuenta bancaria. ¿El objetivo? Tener libertad y alcanzar tus metas financieras.

6. Recorta gastos donde puedas. Esto implica renunciar a ciertos lujos, y buscar maneras creativas de ahorrar:

  • Ponte de acuerdo con amigos y amigas del trabajo, y reduce el gasto en transporte.
  • Emplea objetos reutilizables como bolsas o envases, y dile adiós a los plásticos de un solo uso.
  • Sácales el máximo provecho a las temporadas de rebaja y cupones de descuento.
  • Aprende a cocinar como todo un chef y reduce tus salidas a comer.
  • Cancela las suscripciones a servicios digitales que no utilizas.

El chiste, claro está, es no gastar a lo loco, sino con este objetivo dorado en mente: tener tu casa, tus reglas, tu rutina, tus cosas y, quizá después, una familia. Ahora que sabes cómo cuidar tus finanzas personales, ¡es momento de poner manos a la obra!

También te podría interesar