Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Autos automáticos o manuales ¿cuál es para ti?

Autos automáticos o manuales ¿cuál es para ti?

Considera estos criterios a tomar en cuenta al momento de elegir tu próximo vehículo. ¿Prefieres manejar autos automáticos o manuales?

Existen dos tipos de transmisiones en los autos, y estas son uno de los factores que definen la forma en que la gente maneja. Por eso, la pregunta de si escoger autos automáticos o manuales siempre surge al momento de comprar. Posiblemente ya te hagas una idea pero, antes de elegir tu próximo coche, descúbrelo aquí. 

Autos automáticos o manuales: principales diferencias

1. La palanca de velocidades

Una de las diferencias más evidentes. Los coches manuales tienen una transmisión de 5 o 6 marchas, llamadas también velocidades. Estas se modifican desde la palanca de velocidades, que suele estar a la derecha del asiento del conductor.

Para usarla, solo debes empujarla a la ranura/espacio indicado para la 1ª marcha, siempre pisando el freno, y verás cómo tu auto avanzará sin problemas a una velocidad reducida.

Para incrementar la velocidad, deberás cambiar la posición de la palanca de velocidades hacia los números superiores, moviéndote de 2ª velocidad a 3ª y así sucesivamente. Los autos automáticos, en cambio, tienen una transmisión de cambios simplificada, incluyendo opciones como Reversa, Neutro o Conducir. 

Como puedes ver, no deberás ir moviéndote entre velocidades (pues ya no hay más números), sino que solamente debes concentrarte en ir hacia atrás, adelante, o detenerte por completo. Para acelerar, deberás pisar más a fondo el pedal correspondiente.

2. El clutch

ambién llamado pedal de embrague, el clutch está a la izquierda del pedal para acelerar. Cumple una función clave en los autos manuales.

Básicamente, al pisar el clutch, acoplas y desacoplas el motor de la transmisión a tu antojo. Deberás pisarlo cada vez que cambies la palanca de velocidades para acelerar o frenar. Es un poco complicado al principio, cuando todavía no encuentras el ritmo.

Uno de los problemas que tienen las personas que están aprendiendo a manejar -o incluso aquellas que nunca han conducido este tipo de coches- es que, sin querer, mueven la palanca de velocidades para acelerar y se les olvida pisar el clutch. Este uso ineficiente puede desgastar la transmisión, generar ciertas sacudidas o traqueteo, y hasta puede provocar que se les apague el coche cuando no quieren.

3. La experiencia de manejo

El clutch y la transmisión automática son elementos que pueden volver más complicado el manejo al comprar un vehículo. Sin embargo, cada quien tiene sus gustos.

En este caso, se resalta un manejo más preciso del automóvil entre aquellos que tienen una transmisión manual, pues muchos disfrutan de tener el control total y de la experiencia constante -siempre consciente- de manejo.

En cambio, aquellos con transmisión automática resaltan la facilidad de uso, y priorizan la practicidad de manejar sin pensar mucho en ello.

Ya sea manual o automático, un auto será una inversión única a la que cada conductor sabrá sacarle provecho.

4. Consumo de gasolina

En términos de qué es mejor, un auto manual o automático, se suele mencionar mucho el gasto de gasolina.

La mayoría de los autos con transmisión manual tienden a consumir menos gasolina, pero considera que en este factor también influyen las horas de uso, kilómetros recorridos, y qué tan frecuentemente le das servicios a tu auto.

Por otro lado, la tecnología de transmisión automática ha avanzado mucho, y el gasto de combustible es un tema muy importante para todas las automotrices, en donde los autos híbridos son cada vez más utilizados. Como siempre, dependerá de tus preferencias.

5. Terreno y uso

Necesitarás tomar en cuenta el uso diario qué le darás a tu auto. Piensa si transportarás carga, o deberás llevar a tus hijos a la escuela, si recorrerás grandes distancias en caminos de tierra o avenidas despejadas o, al contrario, esperas verte inmerso en el tráfico y las calles estrechas de una ciudad.

El cambio constante de velocidades que debes hacer al manejar por una ciudad con tráfico, donde en cada semáforo y cruce deberás pisar el clutch, puede dejarte cansado. Por ello, muchos conductores optan por la transmisión automática.

6. El precio

En general, los autos con transmisión manual son más económicos que su contraparte automática. No obstante, podrás encontrar todo tipo de modelos en un gran rango de precios, y comprar tu próximo coche según tus preferencias y el estado de tu salud financiera.

¿Qué es mejor, un auto manual o automático?

¡Todo depende de ti! Ambos tipos de vehículos se mantienen bastante populares, vendiéndose con frecuencia en el mercado mexicano.

Por supuesto, ya sea manual o automático, tu vehículo necesitará estar asegurado y recibir mantenimiento frecuente para que pueda dar lo mejor de sí y mantenerse en excelente estado a lo largo de los años.

También te podría interesar