Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Vas a celebrar una boda? Inicia ahora un plan de ahorro

¿Vas a celebrar una boda? Inicia ahora un plan de ahorro

Si estás pensando en celebrar una boda en un futuro cercano, la recomendación es iniciar un plan de ahorro lo antes posible y así evitar sobre endeudarte.

Celebrar una boda es uno de los momentos más importantes en la vida de las personas. Es una ocasión inolvidable, donde se festeja el amor, acompañado de la familia y los seres queridos en una gran fiesta. 

Por lo general son celebraciones para compartir con una gran cantidad de gente, por lo que el monto a gastar en este tipo de acontecimientos es elevado para la pareja y usualmente se deben endeudar para tener la boda de sus sueños. Sin embargo, eso puede solucionarse con una simple acción: tener un plan de ahorro.

¿Cómo hacer un plan de ahorro para tu boda?

Comenzar con este plan no es complicado, pero es importante tener un objetivo claro de por qué hacerlo. Al contar con metas de ahorro establecidas y que sean motivadoras para ti, mucho más fácil será que juntes el dinero necesario.

Existen algunos pasos a seguir para diseñar un buen plan, entre los que se encuentran:

  • Define la meta. Lo ideal es que hagas un presupuesto de cuánto te podría costar la boda en total y que ese monto sea tu meta financiera a lograr. La recomendación es que este objetivo sea aterrizado y no intentes ahorrar una cantidad de dinero que te sea imposible.
  • Establece el plazo. Es importante que te fijes un plazo para llegar a ese objetivo, sobre todo si tienes una fecha determinada para llegar al altar. De nada sirve establecer como límite de cumplimiento de esta meta el mismo día de la boda, porque los servicios deben ser pagados mucho antes.
  • Analiza los costos. Ahorrar está muy bien, pero debes hacerlo de manera consciente y sin que altere demasiado tu estilo de vida. Si te pones como meta una cantidad fija a juntar, asegúrate de tener ese monto disponible luego de cumplir con todas tus obligaciones financieras del mes.
  • Compatibiliza con tu presupuesto. Revisa tu presupuesto y descubre si puedes ahorrar más de lo que actualmente lo haces. Si crees que es posible juntar más dinero haciendo algunos recortes en categorías flexibles, entonces estás por un buen camino.
¿Lo tienes claro?
Planea con tiempo

¿Qué instrumento financiero me conviene más para ahorrar?

Si ya fijaste metas de ahorro para la que será tu gran celebración dentro de un tiempo más, ahora es necesario que te pongas en campaña para cumplir ese objetivo. Si piensas que la cantidad de dinero a reunir es alta, tal vez te preguntes cómo ahorrar en tu boda, pero no te desanimes, hay instrumentos financieros que te ayudarán a alcanzar tu meta. 

A la hora de ahorrar, podría decirse que lo menos recomendable es juntar dinero en efectivo y dejarlo en una alcancía, ya que existen mejores alternativas para esta tarea, como por ejemplo:

  • Cuenta de ahorro. Esta es una de las opciones más populares para juntar dinero. Decide el monto que quieres ahorrar y el tiempo en que quieres hacerlo. Ganarás una pequeña tasa de interés por mantener tu dinero en este tipo de cuenta y podrás retirarlo en el momento que quieras.
  • Certificados de depósito. Una de las buenas alternativas para ahorrar a un plazo fijo son los certificados de depósito, porque te permiten colocar una cantidad de dinero determinado en tu entidad bancaria y gracias a ello, ganar un monto extra por los intereses cada mes.
  • Fondo de inversiones. Es una buena manera de poner el dinero que juntas “a trabajar”, buscando que rentabilice de buena manera y aumente el monto que invertiste inicialmente. Es importante considerar que al ser una inversión, tiene un riesgo latente y podría no traer el retorno que esperas, pero si te asesoras bien y encuentras la manera correcta de hacerlo, es posible obtener ganancias.

Independiente de la herramienta financiera que elijas para ahorrar, lo importante es ponerse metas realistas. La idea es no alterar considerablemente tu estilo de vida en pos de un ahorro que podrías sentir forzado y hacerlo de manera consciente de acuerdo a tus capacidades financieras.

¡En vez de seguir preguntándote cómo ahorrar en tu boda, inicia desde ya un plan de ahorro para conseguir la boda que siempre quisiste tener!