Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

La recuperación económica puede mirar hacia otros horizontes

28 may 2021

Wendi Paola Acevedo Flores

La recuperación económica mundial está empezando a ver la luz tras el esfuerzo de las grandes economías como la de Estados Unidos y China en su impulso por vacunar a la población y el incentivo a las políticas monetarias, así como la baja en las tasas de interés.

México, en menor magnitud, también ha ido presentando algunos indicadores de confianza que dan esperanza. Sin embargo, no se puede dejar de lado las dificultades que pueden venir de la mano con la reapertura de los sectores. La primera que se podría pensar es la incertidumbre ante la contención de la extensión del virus y aunque las principales economías van muy por delante, en otras geografías siguen siendo insuficientes las medidas sanitarias y la vacunación.

En el caso de México, según el Coneval, el organismo que mide el nivel de pobreza en el país, hay entre 8.9 y 9.8 millones de nuevos pobres tras la pandemia. Por lo que habría que reforzar y retomar las iniciativas de desarrollo social, empleo y educación para poder avanzar en la recuperación. 

También hay que destacar la capacidad de adaptación de las empresas ante el nuevo entorno. Han surgido novedosas propuestas hacia un nuevo esquema como el sostenible que, previo a la pandemia parecía imposible pero una vez más, se demuestra que reinventarse en escenarios de incertidumbre, genera cambios.

Se puede decir que el país está frente a un momento inédito en el cual, con capacidad de gestión y políticas públicas sólidas no sólo podrá recuperarse de la crisis, sino también reestructurar la economía para que esa transición sea verde, inclusiva, social y digital.  De lo contrario, se estaría saliendo de una crisis para entrar en otra de carácter aún más global, de mayor plazo y de impactos más perjudiciales. Para transitar hacia la recuperación económica se debe mirar hacia otros horizontes y tomar en cuenta a los sectores de bajo carbono que generan empleos y que fortalecen la resiliencia ambiental.

En este sentido, ninguna economía emergente incluyendo México, debe dar un paso atrás. En general, se necesitará de un plan estratégico enfocado en los pilares más relevantes para una sana recuperación de la economía, promover cambios progresivos de manera que puedan superar las barreras iniciales y crear junto a una inversión eficiente, infraestructura de calidad con efectos de derrame sobre otros sectores económicos para alcanzar un desarrollo sostenible más vigoroso en la etapa post pandémica.

Finalmente, como se ha visto en los últimos meses, el impulso por fortalecer las inversiones sostenibles e integrales, son un reflejo de las tendencias globales que proyectan lo que viene en los próximos años y que por supuesto, no pueden perderse de vista. 

 

Wendi Paola Acevedo Flores
Associate Product & Market Intelligence – BBVA Asset Management
wendipaola.acevedo@bbva.com