Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

La disciplina al ahorrar es parte fundamental del éxito

30 abr 2021

Juan Zidan Pérez Maestre

El ahorro es parte fundamental para llevar a cabo proyectos, negocios, adquirir bienes o invertir para el retiro. Sin embargo, en estos tiempos no basta tener la intención de ahorrar, sino de tener la capacidad de ahorro.

Lo primero que se debe de hacer es una planeación, determinando cuál es la cantidad de dinero que queda disponible semanalmente o mensualmente luego de haber cubierto todos los gastos. 

Ya que se ha establecido una cantidad a ahorrar, se deberá de determinar el uso de dichos recursos, que pueden ser para un solo fin o para varios. Uno de los vehículos para lograr las metas o los objetivos planteados son los fondos de inversión.  En el momento que se establece el fin u objetivo para dicho ahorro, se termina el plazo de inversión, al cual se le denominará el horizonte de inversión. Por ejemplo, si se desea ahorrar para el enganche de un auto seguramente el horizonte de inversión será a corto plazo, sin embargo, el enganche para una casa podrá ser de mediano o largo plazo. Ahorrar para el retiro o para la jubilación se considerará una inversión con un horizonte a muy largo plazo.

La comunicación entre el inversionista y el banquero o especialista en inversión es esencial, ya que él deberá conocer la finalidad del ahorro, pues dependiendo del horizonte de inversión, se establecerá el perfil de riesgo de dicha inversión. Si se desea ahorrar para el enganche de un auto, el horizonte de inversión será de corto plazo y, por lo tanto, el perfil de riesgo de dicha inversión será conservador ya que se desea preservar el capital y no correr riesgos debido a que los recursos estarán invertidos en un periodo corto de plazo. 

En el caso de que se desee ahorrar para un horizonte de mediano o largo plazo, el perfil de inversión podría ser moderado o arriesgado, dependiendo del tiempo en el que los recursos estarán invertidos. A mayor plazo se pueden correr mayores riesgos en las inversiones, sin embargo, se tendrá un periodo de tiempo más largo para absorber volatilidades en los mercados financieros o momentos de ajustes y así no poner en riesgo el capital del ahorro. 

La disciplina en el proceso del ahorro será fundamental para que se logren los objetivos previamente trazados. No debe faltar la comunicación constante con el banquero de inversión pues a lo largo del tiempo tal vez el inversionista quiera modificar el uso o destino de los recursos, por lo tanto, se deberá de revisar nuevamente el horizonte de inversión y el perfil de riesgo. La disciplina aunada a la paciencia y a una asesoría financiera correcta dará un resultado satisfactorio al ahorro y logrará satisfacer el objetivo previamente establecido. 

Juan Zidan Pérez Maestre
Estrategia de Inversión – BBVA Banca Privada
juanfrancisco.zidan@bbva.com