Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

Ingreso Pasivo, su importancia y ¿cómo generarlo?

14 may 2021

Marcos Neumann García

Cuando llegue el momento de la jubilación la calidad de vida dependerá del ahorro que se haya destinado para la pensión o el ingreso con el que se contará para vivir.

Por esta razón es tan importante que durante la vida laboral las personas sean conscientes de ello y comiencen a realizar planes para su retiro y trazar los medios para alcanzar estos objetivos.

A partir de la sacudida económica causada en gran parte por la crisis de salud en todo el mundo, incluyendo México, muchas personas han tenido que buscar múltiples fuentes de ingresos, ya que estos eventos económicos regularmente desordenan la situación laboral de las empresas. Sin embargo, los ingresos pasivos pueden ser uno de los recursos que ayuden a sobrellevar los tiempos de crisis.

¿Qué es ingreso pasivo? El concepto es simple y se refiere a los ingresos que se generan de una manera que requiere poco o ningún esfuerzo diario para obtenerlos. A diferencia de los ingresos activos, por ejemplo, vía nómina, éstos requieren de participación activa en la forma de un trabajo de tiempo completo. 

Para generar ingresos pasivos se debe estar dispuesto a invertir un poco de tiempo del presente para configurar un flujo de ingresos y generar dinero a partir de ellos en el futuro. 

¿Cómo empezar? La clave es proponerse una meta a largo plazo alineando expectativas concretas. Los ingresos pasivos a nadie harán rico de la noche a la mañana por lo que hay que diversificar el capital con el que se cuenta buscando de manera eficiente las mejores alternativas de dónde invertir para encontrar la que ofrezca a futuro una mejor proyección. Algunas opciones que pueden ayudar a lograr ingresos pasivos son:

  • Fondos de Inversión: Estos vehículos e inversión colectiva ofrecen una gestión profesional con óptima liquidez. Si bien, se puede estructurar una estrategia de largo plazo, una de las grandes ventajas es que no limitan sobre la liquidez de los recursos. 
  • Administradora de Fondos para el Retiro (AFORE): Además de las aportaciones individuales es posible realizar aportaciones voluntarias.
  • Inversión en Acciones (dividendos): Para los inversionistas más sofisticados este mercado permite al inversionista ser dueño de una participación de la empresa y a su vez recibir beneficios de la misma, como es el reparto de utilidades para sus accionistas a través del dividendo. Lo que se traduce en recibir un ingreso por el buen desempeño de la empresa en la que se invierte.
  • Bienes Raíces: Se puede invertir en propiedades que permitan generar una renta mensual, como un alquiler vacacional. Hay plataformas de inversión colectiva que permiten participar en operaciones desde el plan de desarrollo, compra y venta en estas inversiones inmobiliarias o a través de instrumentos listados en la Bolsa Mexicana de Valores, que son los certificados hipotecarios (FIBRAS) que reciben beneficios de los ingresos de las empresas arrendadoras de centros comerciales, oficinas y centros logísticos.
  • Liquidación de Deudas: Cancelar una deuda es una inversión a la inversa, aunque no es una inversión en el estricto sentido, produce un rendimiento similar. Por ejemplo, suponiendo que una persona tiene una deuda de tarjeta de crédito de $100,000 pesos con una tasa de interés anual del 40%, al liquidarla, el interés del 40% desaparece. Esta operación hace equivalente un retorno de 40% de una inversión de $100,000 en algo más convencional. Pero, lo que hace que el pago de la deuda sea aún mejor, es que logrará esa tasa alta de rendimiento equivalente con un riesgo prácticamente nulo. No solo no hay riesgo de pérdida de capital, sino que la “rentabilidad” está garantizada al 40%. Si se está buscando inversiones pasivas que generen ingresos, lo recomendable será pagar cualquier deuda con intereses altos antes de realizar otras inversiones. 

Mientras se busca la mejor opción, hay que estar atento a las alternativas de ingreso pasivo que muestren un historial positivo a largo plazo y no dejarse engañar por las que prometan un retorno rápido o requieran grandes cantidades de dinero por adelantado ya que sabotearán algunas otras metas financieras. Hay que buscar ideas que sean estables, rentables y confiables procurando hacer un poco de investigación y tratando, en la medida de lo posible, de no endeudarse. 

En resumen, los ingresos pasivos pueden generar recursos mientras las personas se enfocan en su actividad económica principal y, al acumular un flujo sólido de estos ingresos, será posible relajase un poco de cara al futuro. De cualquier manera, la idea de lograr ingresos pasivos es tener una seguridad financiera adicional. 

 

Marcos Neumann García
VP Product & Client Servicing - BBVA Asset Management
marcos.neumann@bbva.com