Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

Cómo invertir en tiempos de COVID

5 feb 2021

“El Mercado puede volverse loco en el corto plazo, pero recupera su cordura en el largo plazo”: Benjamín Graham.

Es común pensar en los mercados y en la vida que lo que estamos viviendo se mantendrá para siempre. Así sucede cuando el mercado sube, creemos que lo hará de forma permanentemente y se compra más cuando quizá se debería de vender; cuando baja se cree que bajará siempre, cuando probablemente era buen momento de comprar.  En la vida pasa igual, se cree que, si se pasa por una buena racha, ésta perdurará siempre y no se guarda para los momentos complicados.

Cuando se trata de saber cómo invertir el patrimonio es importante no dejarse llevar por las emociones e incertidumbre y no tratar de predecir el futuro. Hay que tratar de aprender del pasado y entender el presente para que las decisiones de inversión sean exitosas en el largo plazo.

Este año nos aguardan retos que se deben de tener presentes en las inversiones. 

  • La recuperación económica será más lenta y asimétrica y posiblemente se tardará más de lo previsto en recuperar los niveles previos a la pandemia.
  • Dado lo anterior los bancos centrales mantendrán las tasas interés bajas incentivando la recuperación económica. En México se espera que la tasa de referencia de corto plazo pueda llegar a niveles de 3.5%.
  • La inflación (aumento generalizado de precios) se espera que se mantenga controlada en niveles cercanos al 3%, con rendimientos de instrumentos de corto plazo netos por debajo del 3%, el rendimiento real (restando la inflación) sería negativo, por lo que no se estaría ganando por arriba de lo que suben los precios.
  • Este año en México la tasa de retención provisional de impuesto sobre la renta (ISR) en instrumentos de deuda es del 0.97%. ¿Esto cómo impacta las inversiones personales?, por ejemplo: si se invierte en instrumentos de deuda de corto plazo y genera un rendimiento del 3.5% anual bruto a este rendimiento se le tendrá que descontar el 0.97% y el rendimiento neto sería de 2.53%, esto sin contemplar ninguna comisión.
  • La alta volatilidad va a permanecer, este 2021 trae nuevos retos todavía como frenar los contagios del COVID-19 y de las nuevas cepas potencialmente más contagiosas, acelerar la vacunación, signos de una recuperación económica y en México se presentan elecciones intermedias e incertidumbre en políticas económicas.  

Entonces dado el contexto actual y complejo, ¿Cómo se debe de invertir?

A continuación, se enumeran ciertos principios elementales para poder obtener una inversión exitosa en el largo plazo.

  1. Elaborar una estrategia en base a los objetivos y perfil de inversionista, de preferencia en conjunto con un asesor de inversiones, cuyo punto de partida será conocer al cliente y tener claro sus objetivos y que éstos sean realistas.
  2. Planear vivir una larga vida. La esperanza de vida se ha extendido gracias a los avances de la medicina y una mayor conciencia de estilos de vida más saludable, Una pareja de 65 años de edad se sorprendería al saber que tiene una probabilidad del 50% de que al menos uno de ellos viva otros 25 años y alcance los 90, por lo tanto, requerirá de tener recursos en inversiones.
  3. El dinero en efectivo o en instrumentos de corto plazo no siempre es la mejor alternativa. El COVID-19 acentuó el hecho de que, en cualquier momento puede cambiar la situación de las personas y se pueden necesitar recursos para hacer frente a cualquier imprevisto, por eso se tiene que analizar qué porcentaje se requiere invertir con liquidez inmediata y qué recursos se pueden destinar con un mayor horizonte de inversión para obtener mejores beneficios.
  4. La diversificación trae beneficios, no poner todos los huevos en una sola canasta disminuye el riesgo en el portafolio y da mayor probabilidad de tener mejores resultados.
  5. La volatilidad siempre está presente, no hay que agobiarse. Lo mejor es apegarse al plan de inversión para navegar a través de períodos volátiles que seguro también traen oportunidades, en lugar de reaccionar emocionalmente.
  6. Es importante mantenerse invertidos, la paciencia es recompensada. Aunque los mercados pueden tener días, semanas, meses o incluso años complicados, la historia ha demostrado que es menos probable que una cartera de inversión tenga un mal desempeño cuando dicha inversión es de largo plazo.

Estos principios son aún más efectivos cuando se usan de manera conjunta. Se puede decir que el año está comenzando, por lo tanto, es un buen momento para reflexionar y decidir invertir.

 

Manuel Alejandro Chávez Pérez
Director Gestión de Activos – Estrategia de Inversión Banca Patrimonial y Privada BBVA
manuel.chavez@bbva.com

 

Esta es una colaboración para la columna "Finanzas para Todos" del periódico El Economista. Consulta también la nota aquí.