Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

Acelerar o frenar en la carrera de las inversiones

9 jul 2021

Patricia Medina Lara

“Para ir realmente rápido hay que frenar un segundo después de lo que te dice el miedo y acelerar un segundo antes de lo que te dicta la lógica”, dijo alguna vez el piloto Alain Prost.

Actualmente muchos aficionados siguen la temporada de la Fórmula Uno. Y en estas competencias cada carrera es inesperada y está compuesta de varias fases que bien pueden aplicarse a las inversiones.

  1. Armar un buen equipo. Para poder obtener los mejores resultados se debe contar con un equipo de ingenieros especializados, auto aerodinámico, y claro, un piloto que reúna las aptitudes necesarias para conducir a grandes velocidades. En las inversiones, el primer paso es determinar una meta de inversión, saber cuánto y para qué se quiere invertir, así como contar con un asesor o especialista en inversiones que conozca las necesidades del inversionista.
  2. Pruebas. Previo a la carrera, todos los equipos cuentan con tiempo limitado para que sus pilotos puedan probar sus carros, descubren las fortalezas y debilidades. Así como se hacen estas pruebas, es importante conocer cuál es el perfil del inversionista para descubrir qué tan conservador o arriesgado puede ser en las inversiones.
  3. Clasificación. Los corredores se enfrentan entre sí para poder obtener el mejor lugar de salida para la carrera. Aquí rige “la supervivencia del más apto”, entre mejor sea el carro, más experimentado y hábil sea el piloto, se tienen más probabilidades de ganar la tan ansiada posición denominada ‘Pole’, que en tres fases de clasificación el ganador se decide en cuestión de milésimas de segundos y un mínimo error puede costar alcanzar o no el triunfo. En cuanto a las inversiones, hay que tener una estrategia sobre dónde invertir, cuáles activos elegir, tratando de diversificar el riesgo de tal manera que haya diferentes alternativas y compensadores para aminorar el riesgo. A veces acelerar en momentos de volatilidad puede hacer que se enfrente un riesgo que conlleve a la pérdida de capital en la inversión. 
  4. Carrera. Los equipos desean obtener puntos y ganar la carrera con una estrategia que prevenga diferentes escenarios. Entrar a ‘pits’ y salir en primer lugar no garantiza ganar, como ocurrió con Verstappen en el Gran Premio de Azerbaiyán 2021; faltaban únicamente cinco vueltas y la victoria parecía suya, se le ponchó una llanta y no pudo terminar la carrera. O como el imprevisto de Hamilton, siete veces campeón, que al frenar de manera precipitada cometió un error que lo orilló a perder la carrera. Salir en último lugar tampoco garantiza perder la carrera, lo demostró “Checo” Pérez en El Gran Premio de Sakhir 2020, pues sufrió un accidente en las primeras vueltas y quedó en la última posición, pero gracias a su templanza y estrategia de su equipo, logró el primer lugar. 

En todas estas etapas los pilotos deben mantener la cabeza fría y pensar con claridad sus estrategias ya que un segundo puede hacer la diferencia entre ganar y perder, como en el mundo de las inversiones.

En este sentido, la manera como un inversionista puede llegar al podio es preservando el capital y que le genere intereses, y como en todo, hay factores externos que pueden incidir o no. Por ejemplo, sorpresivamente Banxico tomó la decisión de incrementar la tasa de 4% a 4.25%, inclinando la curva a una tendencia alcista de tasas, evento que se apoyó en la apreciación en el peso, consecuencia de una alta inflación. Y aunque los factores externos pueden cambiar el rumbo o no, solo hay que saber a qué velocidad correr la inversión y tener claros los riesgos y situaciones que se pudieran presentar, es decir, saber en qué momento acelerar para ganar y en qué momento frenar ante un riesgo.

Así como en las carreras en milésimas de segundos se tiene la oportunidad de acelerar, frenar, corregir y mejorar para ganar, de la misma manera se pueden conducir las inversiones para lograr obtener mejoras y ganancias en las finanzas personales. Solo hay que atreverse y pisar el acelerador sin perder de vista lo que hay en el horizonte.

 

Patricia Medina Lara
Especialista de Inversión y Mercados – BBVA Banca Patrimonial y Privada
p.medina@bbva.com