Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

¿Qué son los Principios de Inversión Responsable?

29 ene 2021

En el 2005, bajo el liderazgo de Kofi Annan, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el apoyo de las principales gestoras de activos, lanzaron a nivel global una iniciativa para que el mercado de capitales incorpore la evaluación de factores de sustentabilidad a la toma de decisiones de inversión.

Estos factores de sustentabilidad se aterrizaron en lo que hoy se conoce como factores ESG (por sus siglas en inglés, Environmental, Social Responsibility & Governance). El término Inversión Responsable engloba no solo el análisis tradicional de factores financieros sino también la evaluación de estos factores ESG.

Es importante resaltar que los Principios de Inversión Responsable se basan en la premisa de que un sistema financiero sustentable y económicamente eficiente es una necesidad para la creación de valor para el inversionista en el largo plazo, lo que a su vez traerá beneficios para el medio ambiente y para la sociedad en su conjunto.

Muchas de las principales gestoras de activos a nivel global han firmado su compromiso con estos principios y los han incorporado dentro de su proceso inversor. Este compromiso conlleva evaluar el impacto a nivel ambiental, social y de gobierno corporativo de las compañías en las que se piensa invertir. Las principales razones para la integración de factores ESG son las siguientes:

  1. Materialidad. La evaluación de factores ESG promueve una mayor productividad en las empresas incentivándolas a optimizar el uso de recursos, reduciendo costos de producción. Asimismo, reduce el riesgo de multas e intervención regulatoria ante posibles externalidades negativas causadas por las empresas.
  2. Performance Financiero. Compañías con buenos indicadores ESG tienen mayor capacidad de anticiparse a futuros escenarios de riesgo y mayor capacidad de identificar oportunidades, incrementando la resiliencia del negocio a largo plazo. Adicionalmente, un buen índice ESG demuestra que la compañía busca la creación de valor no solo en el corto sino también en el largo plazo, característica que es muy valorada por los inversionistas.
  3. Deber Fiduciario. Este es muy relevante en la industria de gestión de activos. Existe para asegurar que las gestoras actúen siempre en beneficio de sus inversionistas y no en beneficio propio. Por lo descrito en los puntos anteriores, al incorporar factores ESG en la toma de decisiones de inversión, se mejora el beneficio esperado de los inversionistas.
  4. Impacto Económico. Reconoce la existencia de tendencias negativas que merman el crecimiento económico, ya sea por un encarecimiento y escasez de recursos esenciales, como el agua, energía o la tierra o por un aumento en la concentración de la riqueza que incremente el descontento social. Si bien, esto puede no impactar directamente a las gestoras, sí puede tiene un impacto significativo sobre los inversionistas.
  5. Demanda de Clientes y Regulación. Cada vez más los inversionistas demandan mayor transparencia con respecto a cómo y dónde es invertido su dinero. Por otro lado, en 48 de las 50 economías más grandes del mundo ya se puede encontrar una regulación que impulsa la adopción de ESG en la toma de decisiones de inversión.

Al cierre del 2020, el total de activos administrados por las gestoras adscritas a estos principios asciende a 103.4 trillones de dólares, según datos de UNPRI (iniciativa que reúne expertos del sector de la inversión, organizaciones intergubernamentales y de la sociedad civil, con el fin de fomentar la colaboración y el aprendizaje entre pares sobre las implicaciones de las cuestiones ESG en la actividad financiera y de inversión). Esto equivale al 1.2x veces el producto interno bruto global (PBI Global 2020: 83.8 trillones de dólares, según el Fondo Monetario Internacional, FMI). La sustentabilidad en el mundo de las inversiones ha venido para quedarse. Lo que hoy se percibe como novedoso, en unos años será parte natural de la industria y se verá a los factores ESG tal como hoy se observan los estados financieros de una compañía.  

Los Fondos de Pensiones BBVA y Seguros BBVA son signatarios de los Principios de Inversión Responsable. Además, BBVA es líder en finanzas sostenibles con un fuerte compromiso en la lucha contra el cambio climático, movilizando 40,000 millones de euros a junio 2020 en financiamiento verde de un compromiso total de 100,000 millones de euros hasta 2025. 

 

Rafael Jara Padilla
Executive Director Fixed Income Latam Investments – BBVA Asset Management
r.jara@bbva.com

 

Esta es una colaboración para la columna "Finanzas para Todos" del periódico El Economista. Consulta también la nota aquí.