Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

¿Invertir o ahorrar?

19 feb 2021

Guillermo Solano Téllez

Para ayudar a responder esta pregunta, vale la pena comentar que, aunque son dos conceptos que a simple vista pudieran llegar a parecer lo mismo, son distintos, pero se complementan el uno con el otro.

A continuación, una breve definición de cada uno de ellos para poder identificar las diferencias.

¿Qué es invertir? Con una definición muy sencilla se entendería como la forma de utilizar el dinero para hacerlo crecer, ya sea mediante un proyecto o la creación de un negocio para crear ganancias.

¿Qué es ahorrar? Se entiende como la acción de guardar una parte del ingreso de forma regular o recurrente, o dejar de gastar en cosas que no son necesarias.

Cuando se habla de que ambos podrían llegar a complementarse es porque para invertir hay que tener un poco de dinero, el cual se puede lograr ahorrando y a su vez, el invertir permite que una parte de las ganancias obtenidas se guarden para poderlas ahorrar de nuevo.  

De cualquier forma, si aún no se hace ninguna de estas dos cosas y sin importar cuanto tiempo se lleve sin ahorrar o invertir, siempre es buen momento para empezar. Un consejo para iniciar el ahorro es el siguiente:

Se sugiere hacer un análisis de los ingresos y gastos, esto ayudará a tomar decisiones. Es importante que al hacer este ejercicio se consideren los gastos fijos y variables que se tienen. Posteriormente, hay que complementar el ejercicio preguntándose qué de lo que está en esa lista es necesario o importante, y qué es innecesario o puede esperar. De esta manera se puede decidir en qué dejar de gastar y destinar ese dinero o un porcentaje para el ahorro. 

Se puede programar el ahorro de muchas maneras, desde guardar diariamente algunos pesos, hasta destinar una cantidad fija a la semana, a la quincena o al mes.  Cada persona podrá definir mucho mejor la manera de hacerlo y vale la pena mencionar que, aunque al principio pudiera llegar a parecer algo muy difícil o prácticamente imposible, después de algún tiempo se estará muy satisfecho de comprobar que se puede contar con una cantidad de dinero que no se tenía prevista la cual podrá utilizarse de una manera inteligente y responsable. 

Una vez que el ahorro se convierte en un hábito, se ha completado el primer paso. Lo siguiente es iniciar con una inversión y también para ello existen muchas maneras de hacerlo. Por ejemplo, invertir el dinero a través de los fondos de inversión. Los bancos generalmente cuentan con una amplia gama de productos que van de acuerdo a las necesidades específicas de cada cliente y a través de un asesor especializado brindan toda la información necesaria al respecto. Ahorrar e invertir son el complemento perfecto pues ya sea en el corto o largo plazo, cada persona tendrá la seguridad de contar con un “extra” que sirva solventar algún imprevisto o simplemente darse un gusto y echar mano de su “lista de deseos”.

Guillermo Solano Téllez
VP Middle Office - BBVA Asset Management
guillermo.solano@bbva.com