Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

El mercado de capitales como alternativa de Inversión

2 oct 2020

Por definición, el mercado de capitales -también conocido como mercado accionario- es el espacio donde se comercializan fondos o medios de financiamiento dirigidos a las personas o empresas que requieren de capital para continuar o expandir sus operaciones. Se pueden realizar operaciones de compra-venta de títulos de empresas, tales como acciones, obligaciones y títulos de deuda de largo plazo, permitiendo al inversionista la posibilidad de participar como socio en parte proporcional a lo invertido en el capital de las empresas en las que decida participar.

En México existen cerca de 150 empresas listadas en el mercado (500, si se incluyen las FIBRAS, Certificados Bursátiles y otros instrumentos), aun así, es un país con muy poca cultura bursátil si se compara, por ejemplo, con la que existe en los Estados Unidos de América por la bolsa de Nueva York (NYSE) en la que cotizan cerca de 3,000 empresas.

¿Cuál es la diferencia entre emitir acciones y emitir deuda? Si bien es cierto que ambas opciones son empleadas por las empresas para financiarse, la realidad es que hay mucha diferencia en los impactos entre una y otra alternativa, y es que una empresa, al emitir acciones, no contrae ninguna obligación con los inversionistas ya que éstos se convierten en socios de la empresa al adquirir un porcentaje de ella, la desventaja de esta vía es la dilución y pérdida de control. Por otro lado, cuando se decide emitir deuda, la ventaja es que la empresa no cede propiedad ni pierde control, sin embargo, contrae una obligación con los tenedores de deuda y se afecta el pasivo en la hoja de balance.

¿Qué aspectos se deben considerar al momento de invertir en acciones? Hacerlo conlleva un riesgo elevado, por lo que no es aconsejable destinar un alto porcentaje del patrimonio. Tener claro el horizonte de inversión, diversificar, mantener una disciplina para la toma de utilidades y pérdidas, llevar un registro de las operaciones, contar con una estrategia de corto y largo plazo son solo algunas características generales que se deben considerar. 

Análisis Fundamental vs Análisis Técnico. El análisis fundamental intenta calcular el valor teórico de un activo mediante el análisis de balances con supuestos financieros de cada analista, comparándolo con el valor de mercado y de esa manera determinar si un precio está en su valor justo o si representa una oportunidad de inversión. Es una herramienta que permite evaluar el riesgo financiero de las empresas a partir de un análisis del entorno, el cálculo de ciertos ratios clave y la valoración de las propias empresas. Este tipo de análisis deja fuera las tendencias de mercado y los gráficos de la bolsa que son el objeto de estudio del análisis técnico.

El análisis técnico, por su parte, dedica su atención a la acción del mercado mediante el uso de gráficos con el objetivo de predecir futuras tendencias en los precios. Aquí se observa la cotización de la acción, el volumen bursátil, el interés abierto, los promedios móviles, indicadores de fuerza, etcétera. La combinación de ambos análisis dará un mejor entendimiento de como podrán moverse los precios de las acciones en el futuro.

En la actualidad, existen diversas plataformas que permiten acceder al mercado accionario, la recomendación es acercarse a los asesores financieros del banco de preferencia.

 

Daniel Ortiz Sánchez
Equity Sales BBVA Global Markets
daniel.ortiz.sanchez@bbva.com