Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Cómo afecta la tasa de referencia en las finanzas personales y a las empresas?

15 feb 2019

En su último comunicado, el Banco de México mantuvo sin cambio la tasa de referencia en 8.25% la cual se encuentra en máximos históricos desde 2008, pero ¿qué representa? y ¿cómo afecta a las finanzas personales de los mexicanos y de las empresas?

Para responder estas preguntas se debe de poner en contexto la “tasa de interés”, que es en términos generales el porcentaje del monto del préstamo que un banco cobra por prestar dinero o, en otras palabras, el costo que representa obtener dinero en financiamiento.

El Banco de México es el encargado de medir y evaluar las variables económicas, principalmente la estabilidad de precios y la inflación, basándose en ellas para fijar una tasa de referencia. Como el banco central no puede influir directamente sobre los precios de todos los bienes y servicios de la economía, para cumplir con su objetivo principal busca variables económicas, como las tasas de interés, sobre las que pueda influir directamente y que, a su vez, guarden relación con variables que puedan impactar sobre la actividad económica y consecuentemente sobre la inflación.

Generar política monetaria es una balanza muy delicada ya que un escenario de bajas en las tasas de interés propicia el crecimiento de la economía, donde los créditos son más baratos y la gente consume más, sin embargo, los inversionistas llevarán su dinero a otro lado buscando tasas de rendimiento más atractivas.

En otras palabras, mientras más baja sea la tasa de interés, más personas estarán dispuestas a pedir dinero prestado para realizar compras, como de casas o automóviles, esto puede crear un efecto dominó por el aumento del gasto en toda la economía. Por el contrario, las tasas de interés más altas significan que los consumidores no tienen tantos ingresos disponibles y deben recortar el gasto y ahorrar. Esto afecta toca no solo a los consumidores, sino a las empresas que podrían reducir las inversiones en maquinaria o sus planes de expansión, lo que en consecuencia reduce la productividad.

A medida que se realizan incrementos en la tasa de referencia por parte de Banxico, los bancos irán de igual forma actualizando su tasa en la oferta de crédito, afectando impactando principalmente a los productos con tasa variable o revolvente, por esta razón los especialistas recomiendan buscar vehículos de financiamiento a tasa fija establecida en contrato donde las variaciones de tasa de referencia no afectan la tasa pactada desde un inicio.

Por otro lado, como inversionistas en un entorno de tasas altas tasas los instrumentos de inversión vencimiento corto plazo como pagarés, cetes o fondos de inversión de deuda de corto plazo se vuelven muy atractivos ya que capturan estos movimientos y guardan una relación riesgo – rendimiento conservador.

Marcos Neumann García
El autor es VP Client Servicing BBVAAsset Management