Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Inversión de Impacto social: la experiencia de los consumidores

4 oct 2019

¿Es importante para los consumidores que las empresas sean socialmente responsables?

Es común que cada vez los clientes exijan que éstas tengan una causa, tanto para cuidar al planeta como para ayudar a la sociedad. En el pasado se buscaba vender un producto, ahora muchas empresas le permiten al cliente contribuir con el impacto social deseado. Por lo que se identifica, la generación millennial ve las decisiones de inversión como una forma de expresar sus valores ambientales y sociales, nueve de cada 10 consumidores globales cambiarían de marca por una similar si saben que esta apoya una causa social.

Los inversionistas también piden más por su dinero y no necesariamente es más rentabilidad. Las inversiones de impacto son realizadas con la intención de generar una influencia social y ambiental positiva junto con un rendimiento financiero. La inversión socialmente responsable fomenta la creación de empresas que impactan positivamente en el medioambiente al reducir las emisiones o invertir en fuentes de energía renovables.

El mercado de inversión de impacto social crece de manera exponencial al abordar desafíos cada vez más relevantes para el mundo, como microfinanzas, servicios básicos accesibles, educación en comunidades rurales, energía renovable, agricultura sostenible, manejo y reducción de plástico, entre otros. Esta nueva forma de invertir cuestiona las opiniones que los problemas sociales sólo se deben de ver mediante donaciones filantrópicas y las empresas se deben de concentrar exclusivamente a dar rendimientos por productos o servicios.

Aun cuando muchas empresas continúan con la idea de que su única función es dar beneficios financieros a sus accionistas, las nuevas generaciones tienen mayores expectativas de su dinero. Cada vez hay un mayor ecosistema de inversión, diversificado, especializado y buscando atraer inversionistas a largo plazo, ya que las organizaciones que logren medir y comunicar su impacto de manera eficiente podrán agregar una ventaja competitiva.

Los gestores y grandes inversionistas también deberán cambiar y evaluar los beneficios sociales esperados en su gestión, y pasar a una visión en 3D: midiendo ahora en base a riesgo, rendimiento e impacto.

La realidad es que la sociedad es cada vez más consciente de lo que se debe hacer por el planeta y la sociedad. Todos en menor o mayor medida, pueden ser inversionistas de impacto social, tanto en la manera de invertir el dinero hasta en el consumo cotidiano. Cada vez que se toma una decisión de comprar o consumir un servicio se busca generar un impacto positivo o disminuir uno negativo y en el mundo de las inversiones existen fondos que ya transitan por ese camino. 


Sofía Abusaid Barrera
Product Owner Scrum Inversiones en BBVA México