Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
mujer viendo un árbol de navidad

Asegúrate de cumplir tus nuevos propósitos de año con tu aguinaldo

Este 2020 vino a sacudir nuestro mundo, a recordarnos lo vulnerables que somos y que las cosas más valiosas de la vida, no son precisamente cosas. Seguramente para muchas personas, las prioridades, así como los deseos y propósitos para este nuevo año que se aproxima serán muy diferentes. 

Tal vez el propósito de bajar de peso se transforme en comer más saludable para prevenir enfermedades crónicas o afrontar mejor los padecimientos; el de viajar a nuevos lugares se podría convertir en estar más en contacto con tus seres queridos o garantizar su bienestar. Y aunque no es necesario que tus objetivos cambien radicalmente, es decir, podrás planear comprar un auto o aprender un nuevo idioma, seguro muchos propósitos serán mucho más conscientes y basados en la prevención. 

El aguinaldo puede ser una gran oportunidad para cumplir todos estos nuevos propósitos de año. Te compartimos algunas ideas de propósitos para este nuevo año y cómo puedes invertir para garantizar su cumplimiento. 

Propósito 1. Estar preparado ante emergencias médicas.

Este año nos dimos cuenta de la importancia de estar preparados para eventualidades, tanto financieras como de salud. Para cumplir este propósito puedes comenzar con un ahorro para emergencias médicas, aunque lo más recomendable es contratar un seguro que te pueda auxiliar cuando lo requieras. 

En el caso de emergencias médicas puedes contratar un seguro para cirugías con el que puedes recibir apoyo de hasta dos cirugías al año o en el caso de tener un diagnóstico de cáncer o infarto.  Un seguro de vida podría ayudarte a cumplir dos propósitos, el de garantizar el bienestar de tu familia aun cuando no estés, y este de cubrir eventualidades, ya que incluye asistencia médica a domicilio, descuentos en laboratorios y servicios de ambulancia. 

Propósito 2. Garantizar el bienestar y protección de tu familia.

Como acabamos de mencionar, un seguro de vida es un gesto muy responsable para garantizar el bienestar de tu familia en caso de que lamentablemente llegues a faltar, pues además de dejar a tus seres queridos la suma asegurada, recibirán apoyo para gastos funerarios. Para tu familia puedes contratar seguros de gastos médicos.

Por supuesto, un miembro muy importante de la familia es nuestra mascota, con un seguro de mascotas puedes garantizar su atención oportuna en caso de algún incidente o que requieras llevarlo al veterinario o aplicar alguna vacuna sin descapitalizarte, pues sabemos que este tipo de situaciones suceden cuando menos lo esperas. 

Propósito 3. Proteger tu patrimonio.

Este año nos enseñó también lo inestable que puede ser todo, por lo que vale la pena comenzar a cuidar más lo que ya tenemos, pues en su gran mayoría, ha sido el resultado de mucho trabajo. 

No esperes a perder tus objetos valiosos en un robo, o la estructura de tu casa en una catástrofe, protege tu patrimonio con un seguro de casa y valora todo el esfuerzo que te ha costado lo que tienes hasta ahora. Conoce las diferentes coberturas y planes que puede haber para ti. 

El objetivo de estos propósitos es fortalecer la cultura de prevención, no hay que esperar a que otro sismo o inundación sucedan, a que un accidente pase, o a que recibamos un diagnóstico inesperado, porque a cualquiera, en cualquier momento le puede suceder. 

Tomemos la experiencia de este año tan difícil para actuar los siguientes con mayor prevención, que tus propósitos de hoy se vuelvan soluciones para mañana.