Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Tarjetas de crédito sin anualidad ¿Las conoces?

Las Tarjetas de crédito sin anualidad suelen ser instrumentos financieros muy útiles para aquellos clientes que sigan ciertos patrones de uso. ¿Te convienen?

Las tarjetas de crédito ofrecen un sistema muy cómodo de financiamiento. Se trata de una línea de crédito, llamada revolvente, que se renueva cada mes y que contempla un máximo de dinero que te pueden prestar con la condición de que devuelvas el dinero financiado antes de una fecha de corte establecida. 

Las empresas que ofrecen este tipo de servicios financieros entregan diferentes ventajas y beneficios en el uso de las tarjetas, pero también cobran por un concepto conocido como anualidad que se paga una vez al año en el aniversario del inicio del contrato.

Se trata de una comisión que se cobra por tener una tarjeta de crédito. La uses o no se uses deberás pagar dicha comisión, que depende del banco y del tipo de tarjeta que contrates.

¿Convienen las tarjetas de crédito sin anualidad?

Las tarjetas sin anualidad suelen ser productos con sutiles diferencias respecto a las que sí lo contemplan. Para que puedas obtener el mejor servicio de las tarjetas sin anualidad, primero debes revisar qué tipo de cliente eres.

Como en todos los productos financieros, debes encontrar el que mejor se ajuste a tus necesidades. Y en el caso de las tarjetas de crédito que no cobran anualidad, los que pueden aprovecharlas mejor son los que usan muy poco las tarjetas de crédito o los “totaleros” que liquidan lo que hayan gastado de la línea de crédito de la tarjeta al mes siguiente, antes del corte.

Conocer más

¿Cuándo usar tarjetas de crédito sin anualidad? 

 

 


En el caso de los “totaleros” las tarjetas de crédito sin anualidad les sirven mucho ya que son clientes que no esperan a que sus tarjetas les generen comisiones o recargos y conocen a la perfección las fechas de corte y de pago de sus tarjetas, lo que les ayuda a planear las compras y pagar dentro de la fecha establecida.

En algunos casos, el periodo es de hasta 50 días, si se hace la compra al día siguiente del corte de la tarjeta, con lo que obtienen los 30 días hasta el próximo corte y le suman los días que otorga el banco para el pago.

Para los clientes que usan muy poco sus plásticos, las tarjetas de crédito que no cobran anualidad también suelen ser muy útiles puesto que es muy beneficioso para ellos no pagar esa comisión por un servicio que usan muy pocas veces o en ocasiones especiales.

También te podría interesar

    • Tu familia estará respaldada en los momentos más difíciles
    • Tus beneficiarios recibirán el monto contratado
    • Estarás cubierto si viajas al extranjero
    • Asegura el futuro económico de tus hijos, si llegas a faltar
    • Mantén un nivel de vida digno para tu familia cuando ya no estés 
    • Es una garantía para terminar con las deudas que le podrías dejar a tu familia
    • Recibe el apoyo económico para el uso que consideres conveniente
    • Puedes decidir dónde, cuándo y cómo atenderte
    • El seguimiento y atención de tu seguro es por medios digitales