Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

¿Es mejor rentar o comprar casa?

Si estás en la disyuntiva entre rentar o comprar casa, este análisis puede ayudarte a tomar la mejor decisión.

Cuando sueñas con tu hogar probablemente tendrás la duda sobre "rentar o comprar casa", es una decisión importante que involucra que realices una evaluación y planificación financiera de diversas variables.

Las preguntas que te ayudarán a decidir

Para algunas personas, el alquiler se reduce a lo que pueden pagar en este momento, sin embargo, la respuesta a la discusión de rentar o comprar casa no es tan simple, pues depende de tu salud financiera.

Cuando estás considerando qué hacer, las siguientes preguntas te ayudarán a ver tus opciones. Ten en cuenta que tus preferencias pueden cambiar en el transcurso de los años, ya que no es lo mismo vivir solo que en familia:

  • ¿Dónde quieres vivir?
  • ¿Quiénes van a vivir en la casa?
  • ¿Cuánto puedes pagar? 
  • ¿Tienes disponible dinero para pagar un enganche?
  • ¿Te es posible acceder a un crédito hipotecario?
  • ¿Cuánto tiempo crees que vivirás en esa casa?
  • ¿Quieres estabilidad o flexibilidad?

¿Cuáles son los beneficios de rentar una casa?

Existen diferentes costos asociados a rentar o comprar una casa. La mayoría de las propiedades de renta requieren de un depósito, que protege al propietario contra daños causados ​​por el inquilino. 

Por lo general, como inquilino pagarás el alquiler del primer y el último mes cuando firmes el contrato de arrendamiento, y cada mes deberás pagar el dinero de la renta del inmueble, los servicios que consumas y el mantenimiento (si existe tal cuota).

  • Una renta es menor. La renta mensual de un departamento suele ser menor que lo que pagarías por una cuota mensual de un crédito hipotecario.
  • El mantenimiento es mínimo. Cuando vives en una propiedad rentada, no tienes que invertir tanto en ella, puesto que con solo mantenerla bien cuidada es suficiente.
  • Te permite cambiar de vivienda. Si por algún motivo requieres dejar el lugar que habitas, puedes cambiar a otro con bastante facilidad, siendo común que te pidan avisar suficiente anticipación.
  • No pagas impuestos. Cuando rentas una propiedad no tienes que pagar ningún tipo de gravamen.
  • Puedes ahorrar la diferencia o invertir. Cuando solo pagas la renta, puedes guardar una cantidad para ahorrar o realizar una inversión.

¿Cuáles son los beneficios de comprar una casa?

Si quieres comprar una casa o departamento tendrás que tener dinero para el enganche, que será alrededor del 20% del precio de la vivienda. Adicional a esto, te será necesario planificar el pago mensual del crédito hipotecario. De acuerdo con el tipo de crédito que hayas elegido, los pagos pueden aumentar o disminuir con el tiempo.

Si bien se trata de una inversión importante, puede entregarte diversos beneficios:

  • Aumenta tu patrimonio. Al finalizar el pago del crédito hipotecario, habrás sumado un importante activo a tu patrimonio.
  • Las propiedades tienen plusvalía. Puedes capitalizar la plusvalía acumulada con el tiempo, si el valor de la vivienda aumentó, al vender esa propiedad podrás cobrar un valor más alto.
  • Tienes apoyos fiscales. Dependiendo con las características del crédito hipotecario que fue solicitado, puede ser posible deducir los intereses al hacer tu declaración anual.
  • Tu casa, tus gustos. Cuando adquieres una propiedad, puedes usarla o decorarla como tú quieras.
  • Son inversiones seguras. El mercado inmobiliario es uno de los más estables, y en momentos de incertidumbre es uno de los escapes de aquellos que buscan diversificar sus inversiones.

¿Qué es mejor comprar casa nueva o usada?

La respuesta varía mucho de persona a persona, ya que depende enteramente de tu situación en particular. Por ejemplo, podrías preferir aprovechar la venta de casas usadas para renovarla a tu antojo, o buscar algo nuevo que se adapte a tus necesidades específicas. Considera lo siguiente:

  • Precio. Las propiedades nuevas son más caras, por lo que comprar una casa usada puede ser más conveniente por su precio.
  • Requiere de menos mantenimiento. Una casa nueva requiere de menos mantenimiento en el corto plazo, puesto que serás el primer usuario de la mayoría de sus componentes, en una casa usada tendrás que realizar algunas reparaciones.
  • Puede aumentar mucho de valor. Esta afirmación es cierta para ambos casos, pero por razones distintas: las casas nuevas tienden a estar en zonas de rápido crecimiento y por ese motivo se vuelven inmuebles muy demandados. Por otro lado, una casa usada puede aumentar de valor rápidamente si haces modificaciones que la hagan parecer como nueva.

¿Cómo vender mi casa para comprar otra?

Si tu familia crece, puede que requieras entrar al mercado de venta de casas usadas para buscar una nueva propiedad, que se ajuste a tus necesidades actuales, en donde contratar un crédito hipotecario puede ser un gran apoyo. En paralelo, para vender tu casa actual tienes que asegurarte de:

  • Tener todos los papeles en regla. Es uno de los requisitos más esenciales, puesto que te constará trabajo vender una propiedad que no cuente con los documentos legales en regla.
  • Tomar contacto con un valuador. La idea es que tengas una evaluación del costo de tu inmueble de manera profesional, para que te puedan dar el valor catastral, el valor de mercado y un estimado del máximo que puedes obtener.
  • Hacer las reparaciones necesarias. Un bien inmueble está sujeto a revisiones exhaustivas por parte de compradores y agentes de bienes raíces. Trata de tener la propiedad en impecables condiciones, de forma que no te castiguen el precio.