Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

¿Qué es un Préstamo personal inmediato?

Conoce qué es un préstamo personal inmediato y descubre lo usos que puedes darle, así como las ventajas que tiene pedir un cuando se necesite.

Las instituciones financieras contemplan todo tipo de productos de acuerdo a las necesidades de cada cliente. Desde tarjetas de crédito, hasta seguros, pasando por instrumentos de inversión. Cada una de esos productos que se ofrecen están diseñados para requerimientos específicos. 

Dentro de las alternativas que se tienen, el consejo siempre es el de elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Sin embargo, la idea es que se haga distinción entre los productos de forma que no acabes pagando más. 

A simple vista, parecería que se puede usar un producto de crédito para casi cualquier cosa. Esto está alejado de la realidad: algunos productos, como los créditos hipotecarios, tienen reglas muy específicas de funcionamiento que evita que se usen para otras cosas. Es por ello que, si quieres comprar un auto, deberás pedir un crédito automotriz, por ejemplo.

Pero, ¿qué pasa cuándo se tiene la necesidad de comprar algo para lo que no existe un crédito en específico? Para esos casos, se crearon los créditos personales.

¿Qué es un crédito personal inmediato?

Los créditos personales son préstamos ofrecidos por entidades financieras de una cantidad de dinero determinada de forma inmediata. El solicitante deberá pagar la cantidad prestada junto con los intereses correspondientes que se hayan generado. 

Por la naturaleza de este tipo de productos, es muy común que no se deje en prenda o en garantía de pago ningún bien o que el solicitante cuente con un aval. Es por esta razón que se le denomina personales, puesto que tampoco se exige una cuenta de nómina (ni que el crédito esté asociado a ella). Para aprobarlo, es común que la institución financiera exija una buena calificación crediticia y una situación financiera personal estable.

Por otro lado, los intereses serán indicados al momento de realizar la solicitud del préstamo y no pueden ser cambiados ni modificados durante el tiempo que dure el trato. De la misma manera, la entidad financiera debe ofrecer un esquema de pago diferido en el tiempo, de forma que puedas tener una perspectiva más clara de los pagos. 

Seguramente te estarás preguntado por la diferencia entre un crédito personal inmediato y una tarjeta de crédito. Cuando hablamos de revolvente nos referimos a la línea de crédito. Verás, en una tarjeta de crédito el dinero disponible para el cliente puede ser usado tantas veces quiera mientras cubra los pagos antes de vencimiento. Mientras que, en un crédito personal, una vez que concluya el plazo, se da por terminado el trato y para obtener otro crédito se debe iniciar otro trámite. Ambos modelos están llenos de ventajas, pero son muy distintos.

¿Para qué usar un préstamo personal inmediato?

Una de las ventajas de los créditos personales es que se otorga de forma muy rápida. Esta es una ventaja cuando se tiene una emergencia o la necesidad de hacer algún gasto imprevisto, como una reparación de la casa o el auto.

De hecho, el que sean préstamos pequeños y con requisitos mínimos, son los motivos principales para que sean los más solicitados de forma recurrente, puesto que se otorgan de manera muy rápida de forma que se puede dar solución a alguna situación. 

La ventaja de este tipo de créditos, frente a los que sí tienen un fin en específico es que se pueden ocupar libremente sin ningún tipo de limitante. Si necesitas un crédito para alguna celebración como una boda o bautizo, o para cubrir emergencias o imprevistos, pueden ser una excelente alternativa.

Consejos antes de pedir un préstamo personal inmediato

El primer consejo es evaluar el crédito que más se ajuste a tus necesidades. Esto implica que revises los plazos, el CAT, los intereses, las comisiones y otro tipo de cargos, así como las condiciones del servicio. Si bien al final puedes usar el dinero de todas las diferentes opciones consideradas, lo importante es que tengas la capacidad para pagarlo.

Recuerda siempre buscar los créditos de tasa fija y analiza bien si te conviene pedir un crédito inmediato para realizar el gasto que necesitas. Por ejemplo, no sería recomendable usar este tipo de créditos para pagar un auto nuevo, ya que los bancos ofrecen mejores alternativas para lograrlo.

Nunca sobrepases tu capacidad de endeudamiento y analiza muy bien tu situación financiera antes de antes de contratar un préstamo personal inmediato.

¿Qué quieres aprender?

  • Administra los pagos de tu crédito, planea tus compras y mejora tu historial crediticio.
  • Toma las mejores decisiones al conocer qué es y cómo funcionan las tasas de interés.
  • Antes de tomar un préstamo considera las siguientes recomendaciones. Se puede pedir de forma digital y en sucursal.