Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

10 Consejos para pedir un préstamo y llevarlo a la perfección

Descubre cuáles son los mejores consejos para pedir un préstamo y manejarlo a la perfección.

La vida está llena de metas por cumplir y de imprevistos por resolver. Por un lado, tienes que planificar y colocarte objetivos para cumplir tus metas y por otro, debes estar preparado para un evento fuera de lo normal que puede desequilibrar tu salud financiera y hacerte pasar un apuro. Para ambos casos, puedes pedir un préstamo.

Esta herramienta financiera te entregará un apoyo cuando lo necesites, pero debes asegurarte de usar correctamente este financiamiento para que no tengas problemas, por eso, aprende cómo manejar tu dinero. 

Consejos para pedir un préstamo y llevarlo a la perfección

Un crédito es concedido después de analizar tu capacidad de pago, pero deberás regresar el total del dinero que te prestaron más los intereses que se hayan acumulado durante el tiempo que duró tu financiamiento y que fueron convenidos al principio del plazo establecido.

Sigue los siguientes consejos para llevarlos a la perfección y construir un buen historial crediticio:

1. Investiga y compara tus alternativas

No se trata solo de comparar la tasa de interés, también debes revisar el Costo Anual Total (CAT), que es la tasa real en la que se incluyen los intereses y los cargos adicionales que tiene un préstamo, como las comisiones, cuotas y seguros. También te será muy útil revisar el Costo Total del Crédito (CTC), que es la suma completa que terminarás pagando al considerar todos los adicionales.

2. Entrega la información completa a la primera

Este es uno de los consejos antes de pedir un préstamo para darle agilidad al trámite: te conviene entregar toda la información que te piden desde la primera vez, ya que cualquier aclaración puede significar un retraso en el proceso.

  • Ten en cuenta que la información requerida dependerá del tipo de crédito que estés solicitando. En algunos casos, tendrás una invitación de tu banco y podrás activar tu financiamiento tan solo con unos cuantos clics, como con un Préstamo Personal Inmediato.

3. Revisa en detalle el contrato

Tienes que revisar a qué te estás comprometiendo y cuáles son las excepciones.

  • Verifica si hay penalizaciones o cargos extras, así como si existe la posibilidad de pagar de forma anticipada tu crédito.

4. Realiza simulaciones

Al efectuar simulaciones de tu préstamo, podrás revisar cuántos pagos debes hacer, las cantidades de cada uno y las fechas comprometidas. Te será posible conocer el comportamiento del crédito y cuánto habrás pagado cuando acabes.

  • Los simuladores en línea te permitirán hacer esto fácilmente y te darán una idea de cómo funcionará el desarrollo de tu préstamo a lo largo del tiempo.

5. Verifica los productos que pueden estar vinculados

En ocasiones los créditos tienen accesorios que pueden generarte costos adicionales.

  • La mayoría de las veces son opcionales, pero debes manifestar a tu ejecutivo que no quieres contar con ellos.

6. Elige el plazo correcto de acuerdo a tu capacidad de pago

Si eliges un plazo largo para tener menores mensualidades, terminarás pagando más intereses. Por el contrario, si es muy corto, las cuotas podrían requerir muchos de tus recursos cada mes.

7. No solicites más dinero del que necesitas

Uno de los peores errores en el manejo del dinero, es olvidar que todo lo que se pide se tiene que devolver, por lo tanto, solo solicita lo que requieres.

  • El dinero adicional te mantendrá más tiempo endeudado y con mayores intereses por pagar.

8. Pide tu crédito en moneda nacional

Esto te asegura el monto que debes pagar, ya que será una cantidad que conoces y que se mantendrá constante.

  • La volatilidad de las divisas podría incrementar tu deuda a lo largo del tiempo.

9. Elige un tipo de tasa según tu perfil

Las tasas variables te pueden convenir, pero son arriesgadas en caso de que haya un ajuste a la mitad del financiamiento. Si quieres algo más seguro, elige una tasa fija que se mantendrá igual durante todo el período, te será más fácil darle seguimiento y te traerá más estabilidad.

  • Considera con cuál te sientes más cómodo y encuentra el crédito que te ofrezca una tasa competitiva con esas condiciones.

10. No te retrases nunca

Es muy importante abonar todas las cuotas en los plazos que hayas fijado.

  • Si cumples con el pago más tarde, podrán penalizarte aplicando comisiones y más intereses, que suelen ser más altos que los ordinarios.

Antes de pedir tu préstamo sigue estas recomendaciones y encuentra el financiamiento ideal para alcanzar tus metas. Recuerda ser responsable y apartar inmediatamente el monto de tu cuota de tus ingresos mensuales.