Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
garantía hipotecaria

¿Qué es y cómo funciona una garantía hipotecaria?

Descubre qué es y cómo funciona una garantía hipotecaria, sácale provecho y usa la liquidez que te ofrece

Hay muchas razones por las que necesitarías acceder a una gran cantidad de dinero, tal vez estés pensando en iniciar un negocio, quizás solo quieres hacer algunas reparaciones en tu hogar o necesitas liquidez para salir de un apuro.

Seguro te has preguntado “¿por qué no aprovechar el capital del valor asociado directamente a mi casa?”, ya que generalmente es mucho mayor que cualquier reserva de efectivo que tengas a la mano. Para hacer esto podrías solicitar un crédito de liquidez con garantía hipotecaria.

¿Qué son los créditos de liquidez con garantía hipotecaria?

Se trata de un crédito con monto fijo con el que cedes los derechos de retención contra una propiedad que esté a tu nombre como garantía de pago, a cambio del préstamo de una cantidad de dinero y un plan de pagos en el que tendrás que cumplir con el adeudo más un porcentaje de intereses para asegurar la devolución de los papeles de tu propiedad.

  • Plan mensual a tu medida. El plan se elabora para que una vez que obtengas el dinero, puedas devolverlo en mensualidades, en un periodo de tiempo fijo.
  • Lo usas para lo que quieras. Este tipo de acuerdos para un préstamo es muy similar a las hipotecas, con la diferencia de que en los créditos hipotecarios el dinero solo se puede usar para el financiamiento de un bien inmueble en específico, y en los créditos de liquidez con garantía hipotecaria, el dinero puedes usarlo para lo que quieras o necesites.
  • Paga deudas. La tasa de interés que se ofrece es mucho más baja que las de otro tipo de préstamos como los personales o los de nómina, puesto que en esos dos ejemplos no existe garantía alguna de pago. Esto los convierte en una opción atractiva para pagar deudas.

¿En qué se basa un crédito de liquidez con garantía hipotecaria?

La idea detrás del ofrecimiento de un crédito de liquidez con garantía hipotecaria se basa en el valor que tiene tu hogar como respaldo del pago, ya que es un activo valioso, pero a diferencia de los activos más líquidos como el efectivo, generalmente no es algo que puedas utilizar de primera mano, a menos de que vendas el bien.

  • Pon a trabajar tu dinero para ti. Un crédito de liquidez con garantía hipotecaria te permite usar el capital de tu casa y ponerlo a trabajar. En lugar de tener ese dinero inmovilizado en tu casa, estará disponible para los gastos que tienes ahora.
  • Los requisitos. Por supuesto, lo esencial es que tengas un bien inmueble, y para obtener la aprobación de un crédito de liquidez con garantía hipotecaria, los requisitos dependerán de la institución que decidas, sin embargo, es común que pidan identificación oficial con fotografía, comprobantes de ingresos y de domicilio, llenar la solicitud de crédito y aprobar una consulta al buró de crédito.
  • Es un crédito de liquidez. Debido a la naturaleza del crédito, es probable que la institución de crédito solo te ofrezca una parte de lo que cuesta tu inmueble; por lo que antes de pedir el crédito deberás asegurarte de hacer bien la cuentas de qué hacer con el dinero.
  • Cargos extras. Existen cobros que deberás revisar con la institución antes de pedir el préstamo, puesto que en muchas ocasiones es común que se pidan comisiones por apertura, así como el cobro de seguros.
  • Analiza bien tus opciones. Como en todos los financiamientos, al buscar un crédito de garantía hipotecaria, deberás identificar aquel que mejor se adapte a tu situación; ello implica evaluar tu salud financiera, considerando factores como tus ingresos, historial crediticio y puntaje, empleo y objetivos financieros.

Como en otros casos, un crédito mal usado puede dañar tu salud financiera, sin embargo, no siempre tiene que ser de esta manera. A través de un crédito de liquidez con garantía hipotecaria, también puedes pedir el préstamo para aprovechar una menor tasa de interés y pagar otras deudas costosas.

Lo importante es que planees bien qué es lo que harás con el dinero y le saques el máximo rendimiento a tu crédito de liquidez con garantía hipotecaria, pues es una herramienta que puede ayudarte mucho en diferentes situaciones.