Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Cómo obtener un crédito?

Si no sabes cómo obtener un crédito bancario, no te preocupes, en este artículo te contamos los aspectos más importantes para tener en cuenta al momento de contratar uno.

Los préstamos bancarios son operaciones financieras en las que una entidad otorga una cantidad de dinero a una persona o empresa, con la condición de que lo devuelva después de cierto tiempo junto con el costo del préstamo representado, por los intereses.

Existen de diversos tipos y entre los más populares se encuentran los hipotecarios, los personales y los de consumo. Aunque todos obedecen la misma lógica, las diferencias se encuentran en las particularidades de cada uno de ellos.

 

¿Cuáles son las ventajas de los créditos bancarios?

Los créditos bancarios otorgados a personas o a empresas, permiten financiar proyectos para los que no se cuenta dinero en efectivo.

  • Pueden usarse de muchas maneras.
  • En la mayoría de los tratos las condiciones son siempre las mismas y, sin embargo, se cuenta con cierta flexibilidad para liquidarlo antes del plazo.
  • Están al alcance de muchas personas y empresas que requieren algún tipo de financiamiento.

¿Cómo obtener un crédito bancario?

Puede que aún tengas dudas sobre cómo obtener un crédito bancario. Lo que debes saber es que depende del tipo de financiamiento que requieras, el monto, en qué plazo lo necesitas y para qué usarás el dinero. 

Por ejemplo, los préstamos hipotecarios no sólo son por cantidades más considerables que los otros dos, sino que el banco obtiene algún bien inmueble en prenda mientras concluye el trato. 

Los préstamos de consumo son aquellos en los que sabes lo que vas a comprar, debido a que el préstamo ocurre, justo antes de la adquisición de un bien.

Por otra parte, los préstamos personales, son aquellos que se solicitan con o sin un fin en específico. Se requiere tener una cuenta de banco con la institución y se otorgan sin la necesidad de dejar un bien en prenda.

Por suerte existen diferentes maneras de solicitarlos. La más común es acudir a una sucursal bancaria, llenar el papeleo necesario y presentar algunos documentos. Otras formas incluyen la solicitud telefónica o la banca en línea. En todos los casos, es esencial que tengas en consideración:

Tu edad

Este factor está íntimamente relacionado con la capacidad de pago. Es factible tener un gran historial y una gran capacidad de pago, pero la edad te puede jugar en contra si eres muy grande o muy joven, ya que las instituciones realizan proyecciones de tus ingresos.

Capacidad de pago

El que un banco preste dinero está íntimamente relacionado con la capacidad de pago. Para ello, algunos ofrecen créditos de nómina a quienes reciban su sueldo en una cuenta de la institución. En otros casos, te pedirán comprobar ingresos.

Puntaje en el Buró de Crédito

El Buró de Crédito es una institución que almacena la información crediticia de todos los usuarios de la banca. Ahí se guarda un registro del historial crediticio, con lo que se conforma una calificación que se usa como referencia para saber el tipo de cliente que eres. Si pagas a tiempo y eres un buen cliente, tendrás un buen historial y los bancos estarán dispuestos a prestarte dinero.

 

 

 

¿Qué quieres aprender?

  • ¿Qué es un Préstamo personal inmediato?

    Conoce qué es un préstamo personal inmediato y descubre lo usos que puedes darle, así como las ventajas que tiene pedir un cuando se necesite.
  • ¿Cómo funciona la tasa de interés en un crédito?

    Toma las mejores decisiones al conocer qué es y cómo funcionan las tasas de interés.