Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Mano entregando llaves de casa a otra mano

¿Cómo funciona un crédito hipotecario?

¿Estás por dar ese gran paso? Tener una casa o departamento propio es un gran logro, pues implica compromiso, madurez y esfuerzo, sea cual sea la modalidad en la que lo consigas. Si estás considerando hacerlo por medio de un crédito hipotecario, te explicamos a continuación de qué trata y cómo es que funciona. 

Antes de explicar cómo funciona es necesario saber qué es un crédito hipotecario. Pues bien, a grandes rasgos, se trata de un tipo de crédito a largo plazo que te otorga una institución financiera, con el objetivo de adquirir un inmueble, mismo que queda en garantía a favor de la entidad que lo frece, hasta que se liquida el total del financiamiento. 

El crédito hipotecario funciona de la siguiente manera: 

Una persona o par de personas, solicitan a la institución de su preferencia el crédito hipotecario que están buscando, ya sea directo en sucursal, o bien, a través de una plataforma en línea. 

Lo recomendable es que quienes busquen el crédito ya tengan una idea del tipo de inmueble que desean y tienen la posibilidad de adquirir. Para saber cómo quedarían tus pagos mensuales o de cuánto podrías disponer de acuerdo a tus ingresos, puedes apoyarte de un simulador de crédito hipotecario, para que esta información sea mucho más clara para ti. 

Una vez hecha la solicitud, la entidad financiera realizará un análisis basado en las cuentas bancarias, la situación en buró de crédito y el historial crediticio del solicitante, para determinar su capacidad de pago y responsabilidad y saber si es o no candidato a crédito y cuáles serán las condiciones. 

Una vez aprobado se definen con el solicitante los costos, la tasa de interés, el plazo, el periodo de pago, entre otras condiciones importantes para el contrato. Cuando ambas partes están de acuerdo se genera el contrato y el banco paga al vendedor el total del inmueble. 

En este momento ya puedes hacer uso de tu casa, la propiedad queda como garantía a nombre del prestamista, una vez liquidado el crédito, el inmueble se libera.

Recuerda que un crédito hipotecario no te sirve únicamente para comprar una casa o departamento, puedes comprar también un terreno o utilizarlo para remodelar tu hogar. 

Ahora que ya sabes qué es un crédito hipotecario y cómo es que funciona, puedes comenzar a ver tus opciones y trazar un plan para convertir tu sueño de comprar una casa en una realidad.