Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Rentar o comprar: ¿cuándo es el momento adecuado?

Para resolver el dilema entre rentar o comprar es necesario que antes analices con cuidado ambas opciones.

Rentar o comprar: ¿cuándo es el momento adecuado?

Una de las dudas de finanzas personales más recurrente es la del dilema entre rentar o comprar un inmueble. Existen quienes no dudan en dar respuestas absolutas a estos cuestionamientos y sin embargo, como muchas cosas, todo tiene sus matices.

Tomar la decisión de rentar o comprar

FACTOR DE DECISIÓN
CONVIENE RENTAR
CONVIENE COMPRAR
Estilo de vida
Si eres una persona más impredecible, te conviene rentar.
 Si eres una persona estable, te conviene comprar.
Historial crediticio
El historial no es sano.
 Historial sano.
Ahorro
No cuentas con capacidad de ahorro o no cuentas con un porcentaje mínimo del valor del inmueble.
 Capacidad de ahorro. Tener guardado por lo menos el 20% del valor del inmueble.
Ingreso
No quieres o puedes destinar el 30% del ingreso a la hipoteca.
Poder destinar hasta el 30% del ingreso a la hipoteca.
Inversión
Un bien inmueble representa una inversión a largo plazo que verás reflejado en el aumento del valor.
Puedes generar el mismo nivel de inversión en el mismo tiempo, debido a que las rentas son más baratas que las hipotecas y, en ocasiones, ya incluyen el mantenimiento.
Costos extras
 El costo por los intereses que se suma al costo de la propiedad, los gastos derivados como impuestos y mantenimiento.
 No incurres en gastos de originación y no pagas intereses ni impuestos.
Ventajas finales
Eres dueño de la propiedad al final del plazo, asegurando un patrimonio respaldado por un certificado. Esta opción es casi inmune a las crisis económicas.
 Si rentas el mismo tiempo que pagas una hipoteca, es posible que hayas gastado menos y ese dinero extra lo puedes invertir en alternativas financieras que generen rendimientos, sin embargo, no eres dueño de la propiedad.

Decisión adecuada

Comprar un inmueble retribuye en la plusvalía, mientras que rentar te da comodidad y ahorro. La decisión debe ser congruente con tu estilo de vida y cada una de las opciones tiene que ser evaluada conforme a lo que necesites. 

Analiza detenidamente tus opciones antes de comprar o alquilar y recuerda que no hay una respuesta absoluta para cada situación ya que hay muchos factores que rodean esa decisión. Invierte tu dinero de forma que encuentres las opciones que te generen mayores rendimientos y que te aseguren un mejor futuro.

¿Qué quieres aprender?