Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
5 razones para hacer un testamento

5 razones para hacer un testamento

Si eres de las personas que piensan que hacer un testamento es llamar a desgracia, es posible que tu opinión cambie al conocer las siguientes razones.

Si aún no has llegado a la tercera edad, probablemente pienses que la tarea de realizar un testamento es algo que se debe postergar con el paso de los años y que su preparación en el presente resulta innecesario.

¿Por qué hacer un testamento?

Lo cierto es que la vida no viene con fecha de caducidad y no tenemos ningún tipo de certeza de lo que puede ocurrir en el futuro.

Por lo mismo, te resultará muy útil ir pensando en la elaboración de un testamento que ponga por escrito tus deseos y voluntad respecto a los bienes que posees y te permita definir qué personas serán herederas de tu patrimonio.

Aunque te resulte curioso, existen varios beneficios de hacer un testamento y serán tu familia y seres queridos quienes más lo agradezcan.

Ahorra para el futuro
Descubre las soluciones que tenemos para ti

Razones y ventajas de hacer un testamento

1. Se cumple tu última voluntad

Un testamento establece en forma clara cuál es tu última voluntad respecto a los bienes y derechos que posees. No da espacio a especulaciones ni dudas y se respeta en su totalidad tu decisión.

No hay forma de que personas inescrupulosas se puedan aprovechar, y obtener lo que desearías poder compartir solo con los seres queridos que han formado parte de tu círculo íntimo a lo largo de tu vida.

2. El testamento puede ser modificado

Es probable que no encuentres sentido en hacer un testamento de forma tan temprana, si aún te quedan muchas cosas por vivir.

Probablemente tu realidad actual respecto al patrimonio que posees sea muy distinta al momento en que se acerque el momento de tu muerte y más importante todavía, es seguro que conocerás a nuevas personas con las que también generes un lazo de cariño y amistad que quizás las haga merecedoras de recibir una parte de tus bienes y derechos.

Pues bien, una de las principales ventajas de hacer un testamento es que es un contrato que puedes cambiar las veces que tú quieras y se puede modificar y ajustar según el momento específico de la vida que estés pasando.

Por ejemplo, si realizaste un testamento hace 5 años cuando no tenías una segunda vivienda, ni tampoco un dinero ahorrado en el banco, ya no tendrás que preocuparte por no haber dejado en herencia este nuevo patrimonio y lo podrás poner por escrito en un nuevo contrato actualizado.

3. Haces la carga menos pesada a tus seres queridos

Dentro de los beneficios de hacer un testamento, se encuentra el evitar conflictos entre familiares, amigos y cercanos, producto de no lograr un acuerdo en la distribución de los bienes y posesiones de una persona que acaba de fallecer.

Los argumentos básicos para sentirse con el derecho de recibir una herencia se sustentan normalmente en los lazos sanguíneos y grado de cercanía que cada persona tenía con quien ya no está. 

Seguramente tienes claro que el origen de estos desencuentros está vinculado a la posibilidad de acceder a un beneficio económico que pueda solucionar algún tipo de deuda o necesidad financiera.

Por esta razón, dejar claro qué parte recibe cada integrante de tu familia y amistades cercanas les facilitará todo el proceso, evitando entrar en trámites judiciales o malentendidos. Probablemente este punto sea una de las principales ventajas del testamento.

4. Los trámites para hacer un testamento son sencillos

Hacer un testamento no es caro, de hecho, es uno de los trámites notariales de menor valor, aunque se debe considerar que dependiendo del estado en que vivas su precio puede variar.

Además, el proceso es simple y rápido y bastará con ir a la notaría para que el documento quede escrito y firmado. Solo necesitarás llevar tus documentos personales y tener claridad sobre el contenido que deseas redactar.

Por último, recuerda que septiembre es el mes del testamento, y será posible realizar su trámite a un valor mucho más bajo que el habitual. 

5. El testamento es secreto

Por último, otra de las ventajas de hacer un testamento es que es absolutamente confidencial, es decir, nadie excepto tú puede acceder a su contenido.

Ninguna persona puede exigir el acceso a lo que dice tu testamento, por lo que no tienes que preocuparte de quedar bien con nadie, ni dar explicaciones innecesarias.

El hecho de que el testamento sea secreto te liberará en gran medida de presiones externas que condicionen su creación. Recuerda que nadie te podrá reclamar cuando se revele su contenido.

Piensa en tu futuro con ahorro e inversión y ten la tranquilidad de que con un testamento se respeta y asegura tu voluntad respecto a tus bienes y patrimonio.