Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
mujer viendo su computadoras

¿Qué son los bonos verdes y cómo funcionan?

En casi cualquier ámbito se puede hablar de impacto ambiental; si estás interesado en contribuir con el medio ambiente o reducir tu huella, puedes hacer desde prácticas sencillas como reciclar en casa o reducir el consumo de agua, hasta acciones más grandes como comprar un auto eléctrico o un bono verde.  

Si eres inversionista o te interesa el tema, es probable que hayas escuchado hablar de los bonos verdes, una forma de inversión con un mayor propósito y con menor riesgo que una acción. Conoce a continuación todo lo que debes saber sobre los bonos verdes. 

¿Qué es un bono verde?

Para entenderlo mejor, daremos una breve introducción sobre los bonos, un bono es una cantidad de dinero que prestas a una entidad, país o proyecto a modo de financiamiento, que en determinado plazo se regresa a ti con intereses. 

Los bonos verdes son bonos o financiamiento que se utiliza exclusivamente para proyectos verdes nuevos o ya existentes, es decir, proyectos que sean amigables con el medio ambiente y que tengan un objetivo sustentable. 

¿Cómo funciona un bono verde?

Los bonos verdes son considerado de esta manera porque cumplen con ciertas características y tienen una certificación que los avala como actividad sustentable. 

Para que una entidad pueda incorporar un bono verde, el emisor, además de presentar la certificación que garantice la sustentabilidad del proyecto, debe de compartir información sobre el uso de los recursos y periódicamente reportar su actividad e impacto durante la vida del bono. 

Entre los proyectos que puedes encontrar se encuentran aquellos que manejan bajas emisiones de carbono, eficiencia energética, conservación de la biodiversidad, economía circular, arquitectura sustentable, gestión sostenible de recursos naturales y tratamiento de agua, por mencionar los más comunes.

Como ya se mencionaba, estos bonos tienen muy poco riesgo en comparación con una acción, son mucho más seguros, pero su utilidad es menor: pagan entre 1.5 a 3 puntos por encima de indicadores como inflación. Su principal atractivo es el impacto ambiental. 

Cualquier persona que deseé invertir su dinero en bonos verdes lo puede hacer. Si eres una de esas personas interesadas en cuidar del planeta y ganar dinero apoyando este tipo de proyectos, qué esperas para hacerlo, recuerda que la sostenibilidad no se trata de una moda, es una tendencia y un estilo de vida necesario.