Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

.

Engaña tu mente para ahorrar en fin de año

Lunes, 7:00 am. Suena la maldita alarma, ruedas en la cama para picarle ​snooze​. A las 7:10 y a las 7:20 haces lo mismo, tienes tiempo de sobra. Suena de nuevo a las 7:30 y decides levantarte.

Ya no hay tiempo para hacer algo productivo, ni para desayunar. Te conformas con un cereal, un café y empiezas a caminar a marcha forzada hacia tu trabajo, exactamente lo que menos quieres hacer en ese momento. ¿Por qué acordamos como sociedad que el lunes empezamos a trabajar temprano? ¿No podemos cambiar las cosas y definir que el fin de semana durará 3 o 4 días?

En pocas palabras, odias el lunes. 

El problema no es el lunes, es el fin de semana

La principal razón por la que los lunes parecen ser tan horribles es simple: tu fin de semana fue increíble.

Durante el fin de semana hacemos todo lo que nos gusta pero que nos prohibimos entre semana: salir, desvelarse, relajarse, comer en restaurantes, ir de compras, tomar como si no hubiera un mañana. Y claro, se vuelve bastante divertido, es como ser un niño sin control.

El problema con tanta diversión es simple: rompes la rutina y cambias tus hábitos de un día para otro.

Esto es solo un ejemplo. Esta conducta de romper hábitos se repite en las vacaciones y hasta en pequeños momentos de debilidad durante el día. Por eso preferimos gastar en cosas innecesarias, que nos brindan satisfacción instantánea y acabamos posponiendo las metas más grandes. Así, nuestros sueños más importantes parecen ser imposibles: tener una casa, manejar un Ferrari, ser el fundador del próximo Google. 

La mente puede ser engañada para lograr lo que quieres

La buena noticia es que ​puedes engañar a tu mente para romper esos malos hábitos y lograr tus metas. ​Suena falso, pero hay mucha ciencia detrás. Aquí algunas tips para lograrlo: 

1.- Cambia el ambiente.

Según Theresa Marteau, directora de la unidad de investigación del sector de Salud y Comportamiento en la Universidad de Cambridge, “Los entornos indican nuestro comportamiento, a menudo sin nuestra conciencia.”

Debes analizar cómo te comportas en distintos ambientes. Es realmente sencillo: si terminas gastando de más cuando vas a un centro comercial, evita ir al centro comercial.

2.- Rompe la meta en pequeños pasos (de placer)

Para lograr una meta imposible debemos dividirla en muchas metas pequeñas. Esta ya te la sabes, pero tenemos un par de tips nuevos. La ciencia indica que hay dos formas para aumentar la posibilidad de llegar a la meta.

La primera variación es que planees las pequeñas metas “al revés”, es decir, visualizando primero el final y descomponer el plan de adelante para atrás. Una asociación de investigadores en psicología y negocios encontraron que al planear de esta forma, crecen las posibilidades de lograr la meta y reduce el estrés en el proceso.

El segundo truco es lo mejor, se trata de asignar algunas recompensas que generen satisfacción a cada una de las pequeñas metas. Si una de las pequeñas metas es “pagar el enganche”, no te darán ganas de lograrla. Pero si a esa meta le agregas algo que produzca satisfacción como “escaparte a un road trip de fin de semana”, será mucho más sencillo.

3.- Trabaja por metas positivas, poniendo enfoque en lo que vas a hacer.

Enfócate en lo que harás, no en lo que quieres evitar. Por lo tanto tus pensamientos no deben ser “comer menos grasa”, sino “comer más vegetales al día”. 

Engaña tu mente para llegar a enero con dinero

Ahora que ya sabes cómo está la cosa y cómo puedes engañarte a ti mismo para bien, utiliza este conocimiento para que las fiestas de fin de año y los miles de descuentos no te dejen en la quiebra.

¿Algunas ideas? Piensa que ya pasó año nuevo y que estamos en inicio de año; prospecta, vende, invierte, ¡empieza con todo este año ficticio! Puedes sustituir la satisfacción de gastar en ofertas innecesarias y comprar 3 alcancías para 3 metas distintas, tu satisfacción será el saber que ya empezaste a lograr lo que quieres. 

Escrito por Fernando J. Ruíz

www.queridodinero.com