Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

.

Arma tu 50/30/20 Navideño

Las familias mexicanas son las más gastalonas del mundo cuando se trata de cubrir los gastos navideños: la cena, la compra de regalos y las vacaciones decembrinas (esto lo dijo el estudio: Barómetro de Navidad 2018).

Tomando en cuenta estos datos llegamos a la conclusión de que nos urge aplicar la fórmula del 50, 30, 20 para armar nuestro presupuesto navideño.

Una de las reglas de oro de este presupuesto será no tocar el dinero de tus gastos fijos (renta, servicios, gasolina, comida, transporte, despensa) porque eventualmente desajustará tus finanzas.

¿Estás listo para salir victorioso en esta Navidad?

¿Cómo armar un presupuesto navideño?

El primer paso consiste en determinar cuáles serán los gastos más fuertes para Navidad. Anota por orden de importancia.

Ejemplo:

  1. Cena
  2. Regalos del intercambio
  3. Bebidas
  4. Outfit cool
  5. Piñata, dulces, postres
  6. (Añade lo que consideres es básico en tu lista de gastos navideños)

Para triunfar con tu presupuesto deberás responder estas preguntas

  • ¿Utilizarás tu aguinaldo para esta Navidad
  • ¿Cuánto dinero del aguinaldo vas a destinar? (te preguntamos esto porque la empresa de estudios de mercado Brad.Feebbo indicó que 78% de los mexicanos se acabará su aguinaldo en cenas, fiestas y regalos de Navidad. Abusado con eso).
  • ¿Tienes dinero extra ahorrado para los gastos navideños?
  • ¿A cuántas personas les vas a comprar regalo?
  • ¿Cuánto dinero estás dispuesto a pagar para la cena?
  • ¿Te vas a regalar algo a ti mismo?

Checa cuánto dinero vas a destinar en cada rubro y haz la suma total 

¿Cómo dividir mi presupuesto?

Una vez que ya tengas la suma del gasto total, divídelo así:

  • 50% de tu dinero va para los gastos más importantes
    Porsupuesto que la cena y las bebidas representan mayor gasto en Navidad. Decide qué te sale más barato, ¿comprar la cena o hacerla tu mismo?
    ¿En serio vas a invertir en una cena ultra gourmet carísima de París?
    ¿Vas a dividir los gastos con alguien de tu familia?
    Sea lo que sea, no te pases del 50% de tu dinero para cena y bebidas.
  • El 30% se va en todos tus gustitos.
    En este caso, el outfit cool que piensas usar esa noche y los regalos para tus amigos y familiares, (aquí también entran los regalos del intercambio de la oficina).

Ahora pregúntate lo siguiente:
¿Es necesario entrar a todos los intercambios navideños de la oficina?
¿Y si en lugar de dar regalos caros, das obsequios económicos y significativos?
Está padre autoregalarnos cosas pero ¿en serio necesitas eso que te quieres comprar?

Consejo:
Haz la lista de personas a las que les vas a regalar algo.
Piensa en tres opciones de regalo para esa persona.
Cuando vayas a comprarlo no te distraigas en otras cosas. Ve directo a lo que vas. Recuerda que “un oferta no es ganga a menos de que lo necesites”.
Aún falta un poco para Navidad, así que puedes comprar uno o dos regalos por quincena; así no se te hará tan pesado el gasto.

  • Destina el 20% para gastos extra
    Los gastos de último momento son un clásico en estas fechas.
    Tener el 20% de reserva está padre porque no tendrás que tomar dinero de tu quincena o tus gastos fijos (renta, servicios, comida, transporte, etcétera).

Si no surgen gastos de emergencia, guarda ese dinero y ahórralo para hacer un viaje sencillo de fin de semana, la cena del 31 de diciembre, para empezar el 2020 con una lana extra o para los regalos de Día de Reyes.

Evita gastar tu 20% en:

El nuevo iphone 11, pantunflas de conejo, mameluco de unicornio, pelotas para armar reta de beer pong, un futbolito, copas de cerámica fina para brindar, etcétera. 

Esta Navidad puede ser diferente si sigues estos consejazos.
Haz la prueba y verás que todo saldrá muy bien si armas un presupuesto, compras con tiempo y te administras como todo un pro.