Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Aléjate de los métodos informales de ahorro

Conoce cuáles son los métodos de ahorro informales y el por qué representan un peligro para tu estabilidad y salud financiera.

Ahorrar es el primer paso para una mejora en tu estabilidad financiera a futuro, sin embargo, debes tener cuidado con quién y en dónde colocas tu dinero, ya que existen distintos métodos de ahorro informales que pueden parecerte una buena decisión, pero en realidad representan todo un riesgo para tu economía personal y familiar.

Por ello, te explicamos los métodos de ahorro informales más utilizados para que te alejes de ellos una vez que conozcas todos sus peligros.

Métodos de ahorro informales

El ahorro informal se caracteriza por guardar ciertas cantidades de dinero en cualquier otro medio que no sea una institución financiera y, en México, predominan dos métodos.

Tandas

Básicamente, este método se organiza entre varias personas con el fin de ahorrar, donde cada uno de los miembros deberá dar una aportación de dinero previamente determinada y en fechas fijas durante cierto tiempo. Los involucrados reciben su ahorro una vez que se ha acordado un día específico y por turnos, el cual será entregado por el coordinador del grupo.

Ahorro en el hogar

Este es el método informal más conocido y utilizado. En sí, se trata de guardar dinero en cualquier objeto y lugar dentro del hogar, por ejemplo, en alcancías, jarrones, cajoneras, debajo del colchón, entre las páginas de los libros, y otros escondites más.

¿Por qué son un peligro?

Los métodos de ahorro informales son esquemas que no cuentan con ningún seguro para tu dinero. Además, no te generan ningún rendimiento o ganancia económica, provocando que tu capital se vea afectado por la inflación y el alza de precios.

En el caso de las tandas, si la persona encargada de organizarla y administrarla decide fugarse con tu dinero, la ley no puede hacer nada con respecto a la devolución íntegra de tu ahorro debido a que no está asegurado por un contrato. Por ello, es un riesgo dar tu dinero personal a alguien más, ya que no puedes saber con certeza qué es lo que va a suceder.

Por otra parte, los ahorros que se guardan en el hogar también corren peligro debido a situaciones adversas. Por ejemplo, puedes olvidar el sitio donde has colocado tu dinero, que el efectivo se deteriore o rompa, que alguien te robe lo ahorrado, o tu casa sufra algún tipo de daño por un incendio, sismo o inundación.

Asimismo, con este tipo de ahorro hay una mayor probabilidad de que lo gastes para motivos personales en vez de ocuparlo para situaciones de emergencia.

Por todas estas razones, contar con el apoyo de una entidad financiera para guardar y asegurar tu capital será la mejor opción. Así que no te dejes engañar por estos métodos de ahorro informales que pueden dañar tu seguridad financiera.

¿Qué quieres aprender?

  • ¿Has pensado en la posibilidad de contratar un seguro de vida para viajar? Conoce por qué es importante que puedas contratar uno.
  • Si quieres gastar menos en vacaciones, sigue estos consejos que te ayudarán a ahorrar dinero cuando viajes.