Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
7 ideas para ahorrar en los gastos de fin de año

7 ideas para ahorrar en los gastos de fin de año

Descubre cómo recortar gastos de fin de año y ahorrar durante diciembre para así prepararte de buena forma para la cuesta de enero.

Las fiestas decembrinas llegarán pronto, así como los gastos de fin de año. Seguro hay muchas cosas en tu lista de compras, pero, ¿por qué no evitar la dificultosa cuesta de enero de una vez? Aquí descubrirás cómo gastar el dinero inteligentemente en este último tramo del año.

La diferencia entre gasto y ahorro

Ambos se refieren al uso que le das al dinero, pero mientras que los gastos son inmediatos -compras algo o saldas deudas- el ahorro es dinero que permanece sin tocar, en un lugar seguro y que puede representar un proyecto a largo plazo y planificado.

De hecho, se estima que cada vez son más los mexicanos que han comenzado un ahorro de forma activa, y por lo mismo, hay diversos productos financieros que son de ayuda para ahorrar.

¿Cómo reducir los gastos de fin de año?

Estas son algunas ideas que puedes considerar para reducir o controlar los gastos de fin de año y que te pueden ser de mucha utilidad para comenzar el siguiente año con una buena salud financiera. 

1. Mantente atento a los gastos hormiga

Es época de celebración, por ende, puede que desees darte un par de gustos cuyos montos no son considerables. No obstante, si comienzas a pedir mucho de comida a domicilio, comprar decoraciones que te encuentras ocasionalmente, o haces clic en los anuncios de productos y suscripciones interesantes, poco a poco irás gastando tu presupuesto.

Los gastos pequeños siempre se acumulan, procura limitarte.

 

2. Tranquilo con las posadas

Las invitaciones a fiestas llegarán apenas comience diciembre. Claro, todavía deberás tomar precauciones debido a la contingencia, pero si vas a ir, limita el número de posadas a las que atenderás, procurando mantener las medidas de higiene (uso de cubrebocas, gel antibacteriano, entre otras).

Así protegerás tanto a tu familia como a los amigos. También a tu bolsillo, porque evitarás los postres o bebidas de cortesía que es tradicional llevar a las posadas.

 

3. No te pierdas en la avalancha de ofertas

Es probable que observes descuentos en diferentes productos, paquetes especiales o eventos de una sola noche, por lo que procura no dejarte llevar en este ánimo de celebración. Tampoco significa que te quedes sentado sobre tu dinero pues, después de todo, esta es la mejor época para dar y recibir. Intenta participar en un solo evento, gastando cautelosamente.

4. No dejes todo al último momento

Mejor ser precavido y planear ahora cómo gastar el dinero inteligentemente que darte cuenta a mitad de diciembre que han subido los precios, o que ya se agotaron los productos que querías comprar.

Noviembre es la época ideal para comenzar a planear y hacer tus compras, pues podrás aprovechar eventos especiales como el Buen Fin y así sacar el máximo provecho de las ofertas.

Igualmente, puedes esperar a recibir el aguinaldo, e invertirlo en un gusto propio o guardarlo en tu fondo de ahorro.

 

5. Haz regalos digitales

Los regalos son esos gastos de fin de año que más afectan nuestras finanzas. Una opción igual de atenta con familiares y amigos -evitando comprar costosos juguetes o electrónicos- es regalarles algo digital.

Por ejemplo, puedes invertir en tarjetas de regalo vendidas por librerías o consolas de videojuegos, suscripciones a servicios de lectura o aplicaciones útiles, que sepas que esa persona disfrute, o regalarle mensualidades en una plataforma para ver videos en línea.

6. Fabrica algunas decoraciones tú mismo

Esferas, papel de envoltorio de regalo, colgantes, manteles, guirnaldas, tapetes, el árbol de Navidad. A veces resulta irresistible comprar decoraciones nuevas -pues las del año pasado parecen anticuadas, ya se te perdió la caja en la bodega, o viste algo nuevo que realmente te encantó-, pero prueba hacerlas tú mismo.

Si te animas a realizar manualidades, puedes tratar de tallar esferas o colgantes en madera o recortar guirnaldas con papel y tijeras. Busca en tu casa algunos materiales que te puedan servir, con propósito de aprovechar aquello que ya tienes, o acude a tu papelería más cercana y explora las posibilidades de creación.

7. Cómo gastar en la cena de fin de año

Claro que querrás consentir a tus invitados (o en caso de que seas el huésped, llevar algún obsequio), aunque siempre es posible recortar gastos.

Cocinar en casa con ingredientes locales es tan amigable como precavido, puesto que apoyarás a la economía de tu comunidad y no gastarás en comprar alimentos preparados o congelados. Depende, por supuesto, del tiempo que tengas disponible y de qué tan habilidoso eres en la cocina.

Como puedes ver, la diferencia entre gasto y ahorro es la precaución para planificar en tiempo y forma. Anticípate a los gastos de la época navideña y cuida tu salud financiera. Recuerda ser responsable en caso de utilizar opciones de financiamiento, como el de una tarjeta de crédito.

También te podría interesar