Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Corto, mediano y largo plazo: ¿cuál me conviene?

Dependiendo del plazo de una inversión, podrás establecer tus planes a futuro con mayor certeza y de acuerdo con tus necesidades.

Cuando se trata de incrementar el patrimonio, las cuentas de ahorro y los fondos de inversión resultan ser tus mejores aliados. Sin embargo, para utilizar al máximo estas herramientas financieras deberás tener en cuenta tu meta y el plazo de una inversión, es decir, en cuánto tiempo planeas disponer de tus recursos económicos para alcanzar tus objetivos.

Por ello, te explicamos las diferencias entre inversión y ahorro, cuáles son los plazos de inversión y en qué momentos es más conveniente utilizarlos.

Ahorro o inversión: ¿Qué te conviene?

Las cuentas de ahorro están más enfocadas hacia la preservación de tu capital y a cumplir metas de corto plazo, ya que te permiten tener un acceso rápido a tu dinero justo cuando lo requieras. No obstante, con esta herramienta los intereses que recibirás serán mínimos y en relación con el importe que hayas ahorrado.

Por otra parte, los fondos de inversión se distinguen por generar una rentabilidad mayor, pero eso sí, sus riesgos varían dependiendo de diversos factores del mercado y la bolsa de valores. Además, con una inversión es más difícil disponer inmediatamente de tu dinero, por ello se recomienda para objetivos a largo plazo.

Principalmente para los fondos de inversión, es recomendable que puedas asesorarte con profesionales que te ayuden a analizar todos los beneficios, así como los riesgos, para el bien de tu patrimonio. 

Define el plazo de una inversión para tus metas

Existen 3 tipos de plazos en los que puedes invertir y para emplearlos adecuadamente, recuerda establecer antes que nada tus objetivos según el tiempo en el que deseas conseguirlos.

Corto plazo

Es ideal cuando necesitas liquidez inmediata o has establecido una meta a un futuro muy cercana, por ejemplo, comprar una laptop nueva en tres meses o hacer una reparación de la casa en 6 meses. En este caso te conviene crear una cuenta de ahorro de la que dispongas las 24 horas en casos de emergencia. Aunque su rendimiento es relativamente bajo, su mayor ventaja es que te dará protección económica.

Mediano plazo

Aquí ya se está hablando de inversiones para cumplir metas futuras entre 1 a 5 años, así que a partir de este plazo buscarás invertir en fondos con cierto margen de riesgo para generar un poco más de rendimientos. Puedes pensar en este tipo de plazo al considerar la compra de un auto.

Largo plazo

El objetivo principal de esta inversión es hacer crecer tu patrimonio y por lo general se trata de un plazo mayor a 5 años y con algunos riesgos. Además, en varios casos el dinero podrá ser retirado después de cumplir con un cierto periodo de tiempo que sea definido. Este plazo es adecuado para el pago de la universidad o la adquisición de una propiedad.

Al tener en claro los plazos de inversión que existen en el mercado, te será más fácil identificar el que más te convenga dependiendo de tus objetivos.

También te podría interesar

  • Pagaré Bancomer

    • Tener cuenta con o sin chequera.
    • Monto mínimo de inversión de $2,000.
    • Sin costo de aperturas, ni comisiones.
  • Fondos de Inversión

    Elige el fondo de inversión que se adapta a ti. Invierte a corto, medio o largo plazo. Logra tus metas de ahorro.
  • Cedes Bancomer

    • Recibe una tasa de interés por tus inversiones.
    • Obtén rendimiento mensualmente o cada 28 días.
    • Elige entre tasa de interés fija o variable.

¿Qué quieres aprender?

  • ¿Qué es una inversión y cómo funciona?

    Saber qué es una inversión te ayudará a tomar la mejor decisión para hacer crecer tu dinero y ponerlo a trabajar para obtener rendimientos y aumentar tu patrimonio.
  • ¿Cuándo convertir tu ahorro en una inversión?

    El mejor camino una excelente salud financiera es poner a trabajar el dinero para ti. Deja de ahorrar sin invertir y obtén mejores resultados.
  • Características de un fondo de inversión

    Si estás pensando en invertir y aún no sabes qué son los fondos de inversión, esta información te ayudará a tomar la mejor decisión para hacer trabajar tu dinero y obtener rendimientos.