Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
7 acciones para cuidar el medio ambiente que te permiten ahorrar

7 acciones para cuidar el medio ambiente que te permiten ahorrar

Descubre algunas de las mejores acciones para cuidar el medio ambiente que te permiten ahorrar.

Es fácil suponer que ayudar al medio ambiente te costará más dinero. Si bien existen muchas marcas de comida orgánica con precios más altos que los productos convencionales, también hay diversas formas de salvar la Tierra y ahorrar en el proceso.

De esta forma, si reduces el consumo de los recursos que están a tu alcance, podrás llevar una vida más ecológica y de paso, disminuir tus gastos.

7 acciones para cuidar el medio ambiente y ahorrar

  1. Repara fugas. Cuando reparas fugas de agua o de gas, no solo ayudas al planeta, también a tu bolsillo. En cuanto al gas es complicado de cuantificar, pero en el caso del agua, se estima que en promedio, con una fuga se pueden perder casi 38 litros en un día. Puedes hacer el cálculo tú mismo en este enlace. Solo tienes que contar las gotas que salen de la fuga por minuto; por ejemplo, un grifo como en el que te lavas las manos, con tan solo 10 por gotas perdidas por cada 60 segundos, puede significar más de 5 litros de agua desperdiciada al día.
  2. Cuida que no tener desperfectos eléctricos. Si la generación de energía eléctrica se hace a través de celdas fotovoltaicas, es mucho más amigable con el planeta que si se realiza a partir de la quema de combustibles fósiles. Si no tienes instalado un sistema de paneles solares, es muy posible que la energía eléctrica que llega a tu casa haya sido generada con un proceso que no es amigable con el medio ambiente. Por ese motivo, un desperfecto eléctrico al interior de tu hogar puede no solo ser costoso mensualmente, sino que perjudicial para el planeta, pues nadie usa esa energía y de todos modos se produce.
  3. Usa botellas reutilizables. Si quieres elegir productos que ayudan al medio ambiente, las botellas reutilizables pueden ser catalogadas como un buen esfuerzo. Al usar envases de plástico desechables, contribuyes a la contaminación del planeta. Si bien es cierto que muchos de ellos se reciclan, otros terminan en vertederos o como basura en vías fluviales y espacios públicos. Si deseas poner de tu parte para reducir la cantidad de botellas de plástico que se usan y desechan diariamente, compra envases reutilizables y llévalos contigo. No solo te estarás ahorrando el costo que se agrega al precio de las botellas de un solo uso, sino que evitas el desperdicio.
  4. Conduce menos y camina más. Los beneficios económicos de usar menos el auto y caminar son claros: abandonar el automóvil significa no solo gastar menos en gasolina, además generas menos emisiones de gases de efecto invernadero, produces menos desgaste de tu vehículo y disminuyes el gasto en mantenimiento. Por otra parte, los beneficios de caminar impactan directamente en tu salud. Por suerte para el medio ambiente, un número cada vez mayor de personas han optado por ir en bicicleta al trabajo, una práctica que lleva menos tiempo que caminar y es muchísimo más económica que usar tu automóvil y pagar estacionamiento, gasolina y hasta los impuestos que se cobran a los autos.
  5. Reduce tu uso de agua. El agua que consumes no solo te cuesta dinero, sino que también se desperdicia cuando no estás atento a su uso. Este despilfarro exige un precio mayor por parte de los gobiernos para obtenerla y para tu bolsillo. Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes o lavas los platos; toma duchas más cortas y recolecta el agua de lluvia para la jardinería. Estas son solo algunas formas en las que puedes conservar el agua potable y ahorrar dinero en el proceso.
  6. Desconecta los dispositivos electrónicos. Es otra de las acciones para cuidar el medio ambiente muy sencillas de implementar, pues es altamente probable que estés desaprovechando la energía que llega a tu casa solo por dejar algunos aparatos eléctricos conectados todo el tiempo. Si deseas ahorrar y desperdiciar menos, desconecta todo lo eléctrico que no esté en uso.
  7. Reutilizar todo lo que puedas. Una forma sencilla de ayudar al medio ambiente y ahorrar dinero es evitar comprar nuevos productos. Puede que sea más fácil decirlo que hacerlo, pero no es imposible. Solo tienes que adquirir el hábito de reusar y reutilizar lo que ya tienes, ya sea tu guardarropa, decoración del hogar o hasta las bolsas de plástico. Antes de comprar algo nuevo, echa un vistazo a lo que ya tienes.

Las pequeñas acciones se suman

Estas son solo algunas de las formas de ahorrar dinero y al mismo tiempo salvar el planeta, pero hay muchas más. Para pensar en otras, reflexiona en las diferentes maneras en las que consumes productos, comida, energía, combustibles, y cómo puedes reducir su uso. Si utilizas menos recursos, estarás ahorrando dinero y contribuyendo para salvar al planeta.