Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

.

Por: Querido Dinero

Los 10 pasos para formar niños ahorradores

Como adultos, debemos ponernos las pilas y compartir nuestra mejor versión financiera con los nuestros. Échale ganitas.

Según los datos del Banco Mundial, solo el 50% de los mexicanos reciben algún tipo de enseñanza financiera durante la niñez.

¿Qué pasa con la otra mitad? Como adultos, debemos ponernos las pilas y compartir nuestra mejor versión financiera con los nuestros.

Aquí te dejamos una guía de 10 pasos a seguir para formar niños ahorradores. 

1- Cuéntales la historia de Mc.Pato

Un pato empresario multimillonario que no le gusta compartir su dinero. Explícales que debe tener esa mente maestra de Mc.Pato para generar dinero pero no pueden llegar al punto de “solo pensar en uno mismo”. Hay que aprender a compartir y pensar en los demás. 

2- Platícales del discurso de Bob Marley

Puedes contarle que Bob era un jamaiquino sonriente que componía canciones de amor. En una entrevista le preguntaron sobre el significado de la verdadera riqueza y el respondió esto:

Entrevistador: ¿Has hecho mucho dinero con tu música? Bob Marley: ¿Dinero, qué es mucho dinero para ti? Entrevistador: ¿Tienes muchas cosas, eres rico? Bob Marley: ¿Qué es rico para ti? Entrevistador: Tener mucho dinero guardado. Bob Marley: ¿Tener posesiones te hace rico? Yo no tengo ese tipo de riqueza, mi riqueza es la vida.

Tus pequeños deben aprender a diferenciar qué es lo que verdaderamente necesitan, qué es lo que no les hace falta y qué es lo que les da verdadera felicidad. 

3- Háblate bonito

Toma en cuenta que las palabras ayudan a que los recuerdos se establezcan y se repitan. “No sirvo para los números, no tengo dinero, soy pobre” son mantras que tu mente ya reconoce. Si tienes a un niño cerca es probable que ese tipo de mensajes ya retumben en su cabeza y ten por seguro que cuando crezca lo repetirá (así como tú). 

4- Invertir es como tener una mascota

Siempre ponle ejemplos asociados a cosas o situaciones con los que ellos se sientan identificados. Ejemplo: Al momento de hablar de inversiones diles que el dinero es como tener una mascota, si lo cuidas y le das de comer va a crecer, crecer y crecer con el paso del tiempo. 

5- Tú no eres una máquina de hacer dinero

El dinero no es infinito y se acaba si no lo sabemos cuidar. Ponle a hacer actividades que lo impulsen a ganarse el dinero. Por ejemplo: Lavar el carro, leer un libro, hacer la lista del super, sacar la basura, doblar la ropa, pintar una pared, etcétera. 

6- Fortalece su mente emprendedora

Una vez que tu hijo, prima o sobrino hayan entendido que el dinero se gana, debes dejarle claro que tú no estarás por siempre dándole dinero.

La mejor opción será que los contagies de “emprendedurismo”. Hagan una lista de actividades en las que ellos consideren que son buenos.

-Si les gusta colorear, invítalos a vender sus creaciones pensando en el costo total de insumos y tiempo invertido en la actividad. -Si les gusta hacer postres o preparar limonadas, diles que un puesto de fin de semana podría funcionar.

No olvides recordarles que es importante guardar el 20% de sus ganancias para seguir con el negocio a flote. 

7- Sé un buen espejo

-¿Qué haces cuando estás cerca de tu hijo o tu hermanito o tu sobrina? Toma un libro en lugar del celular. Recuerda que si tiene entre 3 a 6 años, solo podrá estar 1 hora en el celular o computadora. Si tiene entre 6 y 9 años, solo podrá estar 2 horas con la supervisión de un adulto. -¿Hablas o gritas? -Cuida lo que ves (evita las noticias catastróficas). 

8- Alimenta su confianza sin que lo noten

Incluye en tu vocabulario frases como “qué bien dibujas, eres un gran amigo, vales mucho, puedes hacer lo que te propongas”. Comparte con ellos mensajes positivos sin que lo noten. 

9- Deja que se equivoquen

No trates de controlar todas sus elecciones. Una vez que hayan ganado su propio dinero gracias a las tareas antes realizadas, pídeles que te acompañen al súper y hagan una lista de cosas que cada uno necesita comprar.

Deja que gasten el dinero como quieran. Si se acaban todo su dinero, tendrán que aprender a seguir generando dinero y guardar un poco para la próxima vez. 

10- Date chance de jugar con ellos

Aquí te dejamos algunas recomendaciones: Monopoly Junior Banco Electrónico está hecho para niños mayores de 5 años y es muy fácil jugarlo porque el banco te hace todas las operaciones. Este juego es más actualizado que el Monopoly convencional porque en éste se utilizan tarjetas de crédito y la banca electrónica. Está cool porque en el camino, los niños pueden comprar heladerías, jugueterías o un parque de patinetas.

En la Lotería Financiera no vas a encontrar personajes como el diablito, el barril y la sirena; sino que encontrarás nuevos nombres como el banco, el gasto hormiga y el billete. Búscalo en la página de la CONDUSEF.

Monopoly Banco Electrónico Éste es un juego más avanzado, recomendado para niños y niñas de 8 años en adelante. La idea principal de este juego es aprender que el mundo se mueve por medio de tarjetas de crédito/débito y el dinero no precisamente se mueve físicamente, sino digital. Es inspirador porque te reta a negociar como todo un magnate. 

Recuerda esto: Los niños son el futuro. No es broma. Si convives con un niño, debes saber que tienes una responsabilidad -chiquita físicamente- pero enorme socialmente hablando.

Los primeros años de vida de un niño son fun-da-men-ta-les; ellos pueden parecer distraídos e inquietos pero en realidad absorben todo lo que pasa en su entorno.

Sé un papá, tía, abuela, padrino y adulto ejemplar. 

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de BBVA.