Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Jovencita planificando su ahorro con el BBVA

Qué es una meta de ahorro y cómo ahorrar dinero

Una meta de ahorro clara motivará a tu hijo en el camino e incrementará las posibilidades de alcanzar sus objetivos. Es un elemento crucial para aprender cómo ahorrar dinero. Conoce el paso a paso para definirla exitosamente.

Un paso clave antes de comenzar a ahorrar es definir una meta clara y alcanzable. De lo contrario, los niños podrían perder la motivación a medio camino o pasar meses y meses guardando sin acercarse a su objetivo. Esto podría alejarlos del hábito del ahorro.

Lograr las metas de ahorro es un motivador importante para los pequeños. Les ayuda a saber que la paciencia, constancia y esfuerzo tienen recompensa y los motiva a establecer nuevos objetivos. Por ello, además de fomentar el hábito del ahorro, es buena idea acompañar a tu hija cuando establezca sus metas y planes.

Cómo definir una meta de ahorro

Primero es importante que tu hijo comprenda bien qué es una meta de ahorro y por qué es necesario definir una. Explícale que establecer un objetivo claro le ayudará a trazar un camino claro e incrementará sus posibilidades de llegar a él. A continuación te contaremos lo que debes tener en cuenta para definir su meta.

Características para definir metas de ahorro

Si tu hija está pensando en comprar un juguete que vio en la televisión, acudan a las tiendas o revisen en línea para saber cuánto cuesta y encontrar el mejor precio. Así, en vez de tener un estimado, sabrán exactamente cuánto necesita.
Siéntense a sacar números considerando la cantidad que quiere alcanzar, el tiempo en el cual le gustaría lograrlo, cuánto dinero recibe a la semana y cuánto le gustaría dejar libre para gastar a corto plazo.
Tal vez ahorrar únicamente el dinero que recibe de mesada aumentará el tiempo para lograr su objetivo. Por ello, piensen en otras maneras de conseguir ingresos, puede ser vendiendo dibujos o regando el pasto de los vecinos.
Dale motivaciones extra para continuar ahorrando y reconoce sus esfuerzos. Cada que alcance una pequeña meta dentro de su plan (puede ser lograr un cuarto o la mitad del objetivo) ofrécele aportar con un dinero extra.
Es importante encontrar un lugar seguro para almacenar sus ahorros. Una excelente opción de hacerlo al mismo tiempo que aprende cómo acercarse a las herramientas e instituciones financieras es a través de una cuenta de ahorro para niños.

Una vez que haya definido para qué quiere guardar su dinero, seleccionen un nombre para recordar su meta y motivarlo. Por ejemplo, “Operación resbaladilla nueva”.

El camino para alcanzar sus metas de ahorro puede ser divertido y estar lleno de aprendizajes. Tu compañía en este proceso será clave para darle consejos y motivación. Así, juntos podrán aprender más sobre cómo ahorrar dinero y cuidar sus finanzas personales. Otra forma didáctica de aprender es mediante apps educativas para niños.