Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Sirven los préstamos para pagar deudas?

¿Sirven los préstamos para pagar deudas?

Cuando deseas liquidar el saldo de una deuda, puedes iniciar un proceso que generalmente es tardado y que requiere de mucha disciplina. Por ello, muchas personas buscan préstamos para pagar deudas.

Una alternativa para enfrentar tus compromisos

Si tienes diversas obligaciones y estás luchando para mantenerte al día con los pagos, pero sigues sin saber cómo salir de deudas, una alternativa es fusionarlas en un solo préstamo para reducir los pagos mensuales.

A este movimiento se le conoce como consolidación de deudas y consiste en pedir prestado suficiente dinero en un crédito para pagar todas tus deudas y, de esta manera, deber dinero a una sola institución.

¿Qué es la consolidación de deuda?

La consolidación implica obtener un préstamo (o línea de crédito) que cubra el monto de la deuda que tienes. Este nuevo préstamo paga las obligaciones anteriores, incluidos los intereses que se han acumulado en tus cuentas, por lo que puede ser una interesante estrategia para salir de deudas. 

  • Una vez que queda pagado el total de las deudas originales, el préstamo de consolidación funciona como cualquier otro tipo de préstamo a plazo: debes liquidarlo en pagos mensuales iguales. 
  • Obtener un préstamo de consolidación suele ser más sencillo que pagar varios saldos de tarjetas de crédito u otro tipo de préstamos, pues solo tendrás un pago mensual que hacer, liquidando el préstamo durante un período de tiempo definido. 

Sin embargo, lo más importante es que contratar préstamos para pagar deudas solo tiene sentido financiero si puedes obtener una tasa de interés más baja que la que hubieras pagado en los otros saldos.

¿Cómo funciona la consolidación de deuda?

Los préstamos para pagar deudas pueden ser herramientas poderosas, ya que con una tasa de interés más baja, una mayor parte de tus pagos se destinan a cancelar el capital en lugar de los intereses, lo que te ayuda a ahorrar dinero y salir de deudas más rápido.

Por ejemplo, imagina que tienes una deuda de tarjeta de crédito de 10,000 pesos a una tasa de interés del 16 por ciento. Si consolidas la deuda a una tasa más baja, podrías ahorrar una cantidad significativa de dinero y liquidar tu saldo en menos tiempo.

Existen dos tipos de préstamos de consolidación de deuda:

  • Asegurado. Donde la cantidad que has pedido prestada está asegurada contra un activo, generalmente tu casa. Si no realizas los pagos, podrías perder ese bien. Por ejemplo, cuando tu casa te presta.
  • Sin garantía. Cuando el préstamo no está garantizado contra activos. En este caso la suma a la que podrás acceder será menor.

¿Cuándo deberías considerar un préstamo de consolidación cómo una medida para salir de deudas?

La consolidación de deudas tiene sentido si:

  • La puedes pagar. Puede mantener los pagos del nuevo crédito hasta que pagues el préstamo.
  • Te beneficia. Lo usas como una oportunidad para recortar tus gastos y volver a encaminarte hacia la mejoría de tu salud financiera.
  • Tiene menos intereses. Es buena opción si terminas pagando menos intereses de los que tenías antes con tus deudas por separado.

La consolidación de deudas no te ayudará si:

  • Vas a seguir endeudándote. Si no puedes dejar de gastar, este nuevo crédito solo incrementará el problema.
  • Los pagos son muy altos. Cuando las mensualidades son muy altas y no puedes hacer los nuevos pagos del préstamo consolidado.
  • No cubre el total de tu deuda. Si con el monto del préstamo no cancelas todas tus deudas.
  • Tiene una tasa de interés más alta. Si el préstamo que pedirás tiene una tasa de interés más alta que tus obligaciones actuales por separado.

Elige un préstamo de consolidación de deuda comparando las distintas opciones que tienes a tu alcance, pero no te limites a solo usar la tasa de interés general como un factor de diferencia, considera el costo total del nuevo crédito.

Si te preguntas “¿cómo salir de deudas?” puedes ver que la consolidación es una estrategia que te puede ayudar a resolver esta situación, pero requiere de una correcta evaluación, esfuerzo y mucha disciplina.