Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
oficina, trabajo en equipo, mujeres y hombres, trabajo

6 características de un líder que marcan la diferencia

Actualmente, la economía mundial vive constantes cambios y para aumentar su competitividad, las empresas buscan hacerse de colaboradores con grandes cualidades de liderazgo para formar parte de su organización y así hacer frente a cada uno de los desafíos a los que se pueden enfrentar.

Las organizaciones quieren que sus líderes no solo sean expertos en sus campos, sino que también tengan la combinación correcta de estilos de liderazgo que se adapten a su cultura organizacional y lleven su negocio al éxito. Como ejecutivo de una empresa o emprendedor, siempre es recomendable buscar la forma de mejorar tus rasgos de liderazgo, evitando a la dicotomía entre líder vs. jefe. 

Características de un líder

Tener las cualidades de un buen líder significa tener la capacidad de poder equilibrar varias habilidades, todas las cuales requieren de una curva de aprendizaje. Aunque se pueden usar diferentes estilos de liderazgo, hay rasgos que deben ser universales en todos y cada uno de los líderes:

 

  • Visión. Como líder debes tener la capacidad de establecer el rumbo que deseas tener, pero además es necesario que puedas comunicarlo y tengas la capacidad de corregir cuando presientas que el plan se está desviando del objetivo. De entre las características de un líder, el poder establecer una visión es indispensable, y contar con el uso de herramientas digitales y la banca móvil puede ser de ayuda para lograrlo.
  • Decisión. La diferencia entre líder y jefe se marca de manera muy notoria con la forma y tipo de decisiones que se puedan tomar. Como líder efectivo tienes que aprender a tomar una definición de forma acertada y rápida. Además, es necesario revisar constantemente cómo está avanzando la decisión que se ha tomado y si la opción que se eligió no da los resultados que se esperan, se deben considerar cambios. Una situación que se debe evitar es la que se conoce como "parálisis por análisis" y es que, implica que, por un exceso de analizar todo tipo de datos e información para evitar una decisión equivocada, algunos empresarios terminan posponiendo de manera constante la adopción de medidas que pueden ser muy necesarias para una empresa.
  • Justicia. Tratar a los demás como iguales, sin importar las circunstancias, es una característica imprescindible de cualquier líder efectivo. Sin equidad, te vuelves subjetivo y esa actitud es difícil de escalar. Como líder, es muy difícil darte el lujo de mirar cada conflicto o problema con muchos detalles. Lo que sí es importante es contar con prácticas y principio que aseguren alcanzar los resultados deseados. Esta es una de las cualidades de un líder y significa tener la capacidad de manejar problemas de la compañía con principios establecidos y que sean justos para todos.
  • Capacidad de comunicar. Si las personas no son conscientes de tus expectativas y se quedan cortas, es un error no hacérselo saber. La comunicación que se entrega debe ser de forma equilibrada, es decir, así como externalizas información debes estar abierto a recibirla. Es posible que tengas algo que comunicar en específico a los colaboradores que son parte del equipo, pero es muy importante que utilices buenas prácticas de comunicación, buscando un mensaje claro, honesto y respetuoso.
  • Asertividad. Ser asertivo es esencial para el liderazgo, pues esta habilidad te permite expresarte de manera correcta con todos los miembros de tu equipo, comunicando sentimientos, opiniones e ideas, de forma justa y oportuna; esta es una, de las mejores formas de cómo ser un buen líder. Lograrlo hace más eficiente el trabajo del equipo y se genera un ambiente laboral de confianza y respeto.
  • Pensar en el futuro. Los mejores líderes mantienen siempre una actitud positiva y son aquellos que planean a largo plazo, evitando la gratificación inmediata. Dentro de las cualidades de un buen líder está el pensar en el presente y en el futuro, y lo qué tienen que hacer para hacer realidad lo que han vislumbrado para la empresa de la cual son parte.

Al saber cómo ser un buen líder, podrás inspirar a otras personas, clientes, asociados e incluso a tu familia, y tomar las decisiones más adecuadas para que la empresa o Pyme de la cual eres parte, logre mantenerse y crecer en el tiempo de forma exitosa.