Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Vacune sus finanzas ante el COVID-19

17 abr 2020

El COVID-19 es una enfermedad que ha venido a modificar los hábitos y costumbres de las personas de la noche a la mañana. Actualmente se vive un hecho histórico sin precedente, fenómeno que pasará a la historia debido al impacto global que está teniendo en todos los aspectos de la vida. La pregunta que muchas personas se plantean es ¿cuánto tiempo va a durar esta contingencia?

Así como hay que mantener las recomendaciones sanitarias para las personas, no hay que perder de vista la salud financiera. A pesar de que las actividades de la vida cotidiana han dado un giro de 180 grados, se deben procurar ciertos hábitos para que las finanzas personales se mantengan sanas. Algunas medidas que ayudan a las finanzas personales para afrontar esta situación son:

  • Crear o revisar un plan financiero. Una de las herramientas que siempre es un buen aliado en las finanzas es un plan financiero. Este plan permite identificar los ingresos y gastos que se realizan y establecer objetivos a corto, mediano y largo plazos para cumplir con metas o sueños que se tengan. A pesar de que no se cuenta con una fecha para retomar las actividades cotidianas, el plan financiero se debe mantener en la medida de lo posible. Continuar con él, permitirá que la emergencia no impacte negativamente las finanzas personales.
  • Identificar y reducir los gastos variables. Al identificar los gastos variables que comúnmente se tienen puede observarse que han disminuido debido a la emergencia. Utilizar ese dinero como una fuente de ahorro permitirá afrontar gastos futuros en caso de que se extienda la contingencia. Se debe hacer conciencia de que recortar gastos ayudará a afrontar la incertidumbre con mayor calma.
  • Analizar las facilidades de instituciones financieras para afrontar deudas. Diversas instituciones financieras han puesto a disposición de sus clientes planes de apoyo para diferir las deudas en caso de que se encuentren al corriente de sus pagos. Esta alternativa no condona la deuda, pero es una manera de contar con mayor liquidez en esta situación para hacer frente a necesidades de primera necesidad, como la alimentación y el pago de renta o servicios.
  • Consultar a un asesor sobre las inversiones. La incertidumbre causada por el COVID-19 ha tenido gran impacto en los mercados financieros, causando pérdidas importantes en los mercados. Ante esta situación, es importante consultar con los asesores financieros cuáles son las decisiones racionales a tomar para que los planes de inversión no sufran consecuencias importantes. Es pertinente mantener el enfoque en los objetivos para los cuales se están realizando las inversiones.

Durante esta contingencia, se deben mantener las finanzas personales lo más sanas posibles. Idealmente, se propone tener de seis a 12 meses de ahorros acumulados para cubrir cualquier eventualidad, pérdida en algún negocio o ganancias reducidas. En suma, tomar en cuenta las medidas de prevención para procurar la salud de uno mismo, de los seres queridos y el cuidado de las finanzas personales ayudará a afrontar y superar de la mejor manera posible esta experiencia.

Jesus García Bravo
jesushoracio.garcia@bbva.com
Associate Product & Market Intelligence
BBVA Asset Management

 

Esta es una colaboración para la columna "Finanzas para Todos" de El Economista. Consulta también la nota aquí.