Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Cambio Climático en las Inversiones

30 ago 2019

“Vemos en la sustentabilidad, tanto ambiental como social, un camino poderoso hacia la innovación y es una parte crucial de nuestras estrategias de crecimiento”. Mark Parker CEO Nike.

Hace algunos años quizá se recuerde al ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama diciendo: “Responderemos a la amenaza del cambio climático, sabiendo que, si no lo hacemos, estaremos traicionando a nuestros hijos y a generaciones futuras”. Y es que hoy en día se vive en un mundo que es afectado por el calentamiento global, el cual tiene varias consecuencias negativas, tanto biológicas, humanas y físicas. Las estaciones del año son cada día más cambiantes e inconsistentes. El aumento global de la temperatura afecta a la flora y fauna de la tierra, así como al ser humano. Sequías, incendios, huracanes, son algunos ejemplos de fenómenos que afectan al ecosistema. 

Pero, ¿Cuáles son las principales consecuencias de este calentamiento global? Una de las consecuencias es la acumulación de gases contaminantes que hace que las temperaturas se incrementen, provocando sequías. Por otro lado, las tormentas que son cada vez más intensas hace que las lluvias sean menos frecuentes, lo que ocasiona el incremento de inundaciones. Un cambio de temperatura tan fuerte incide en la salud con enfermedades que se pueden propagar, sobre todo en aquellos países que sufren de pobreza.

Ante este entorno, empresas y gobiernos de todo el mundo, principalmente en mercados desarrollados, están cada vez más preocupados por el cambio climático, invirtiendo en proyectos de sustentabilidad e impacto social con el objetivo de reducir riesgos ambientales.

En México surgieron los bonos verdes como una solución para financiar proyectos enfocados al medio ambiente. Son instrumentos de deuda que recogen capital específicamente para fondear proyectos relacionados con la sustentabilidad como energías renovables, eficiencia energética, adaptación al cambio climático, etcétera. Las emisiones de bonos verdes han crecido en los últimos cinco años. Sin embargo, en comparación con otros países desarrollados en México existe un área de oportunidad para este tipo de inversiones, recordando que a diferencia de las inversiones tradicionales que buscan retornos competitivos, las inversiones de impacto responsable aplican criterios de medio ambiente y sociales, entre otros.

El año pasado en el país se llevaron a cabo ocho emisiones de bonos etiquetados verdes y sustentables. De estos ocho bonos, seis se listaron en el mercado local y el resto en mercados internacionales por un total de 11,460 millones de pesos, de acuerdo a un reporte de la Bolsa Mexicana de Valores.

En el mundo de las inversiones, existen Fondos de Inversión que invierten en empresas que buscan reducir los riesgos del cambio climático en sus estrategias. Existen otros Fondos de Inversión que se centran en empresas que se beneficiarán de los esfuerzos para mitigar o limitar el impacto del cambio climático global.

La promoción del ecosistema de inversión necesita fomentar el uso de instrumentos que incentiven a gobiernos e inversionistas a realizar inversiones con impacto social y medioambiental, un ejemplo sería la constitución de fondos con objetivos sociales.

El cambio climático representa una amenaza global, es por ello que los países deben de orientar acciones que aseguren reducir riesgos, así como enfrentar los efectos que se den como consecuencia de este fenómeno. Inversiones enfocadas al cuidado del medio ambiente en su conjunto presentan un buen potencial de crecimiento atractivo en un horizonte de inversión de largo plazo.

 

 

Fernanda Esnaurrizar Guerrero
VP Client Strategist en BBVA Asset Management
almafernanda.esnaurrizar@bbva.com