Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal
Imagen decorativa

Elegir el trabajo incorrecto te costará dinero

Uno de los mejores consejos para encontrar trabajo, es tener en cuenta que los empleos pueden costarte mucho dinero.

Buscar trabajo es un proceso sumamente agotador. Puede ser difícil y tedioso, sin mencionar que es apremiante por la necesidad de tener dinero con el cual vivir. Por ello, es común aceptar una oferta sin detenerse a pensar en las implicaciones de ese empleo. 

Uno de los consejos para encontrar trabajo más importante, es que consideres todos los costos que te implicará un empleo. Generalmente, aceptarás una oferta pensando en el sueldo neto que recibirás, pero a ese sueldo habría que restarle el costo mensual que implica trabajar.

 

¿Qué es el costo de trabajar?

El costo de trabajar es aquel que está relacionado con el dinero que se desembolsa cada día que trabajas y que no sólo significa lo que gastas en transporte, sino en otros costos que a veces los empleados no asumen.

El costo de trabajar es uno que difícilmente se contempla por parte de los trabajadores y además es uno muy difícil de sopesar correctamente, pues no se cuentan con muchas alternativas. Las empresas, sí hacen cálculos precisos de cuánto dinero cuesta cada uno de los empleados que tienen, pues no sólo le significan el sueldo y las prestaciones, hay otras variables que deben considerar.

Existen costos derivados que van desde el tipo de contrato y las prestaciones que se le ofrezca a los empleados, hasta los gastos que implica tener un empleado en una oficina, pues para trabajar requiere de un equipo, energía eléctrica y servicios como internet o mobiliario.

De hecho, muchas empresas han adoptado diferentes medidas que buscan no sólo disminuir sus costos, sino que además afecten de forma positiva  la relación que tienen con los empleados. Una de las políticas de este tipo más exitosos a nivel mundial es el “Home Office”, una estrategia que implica que los trabajadores realicen sus labores de un determinado día desde su casa. 

Mientras que las empresas ya se han dado cuenta de la necesidad de emplear estrategias que los ayuden a mejorar en diferentes aspectos, los empleados por otro lado, desconocen los costos diarios que les supone trabajar.

 

¿Cuánto dinero me cuesta trabajar? 

Es un tema muy complejo dependiendo de los diferentes retos que implica trabajar en el día a día. Por ejemplo, lo primero que se nos viene a la mente, es la distancia que existe entre tu casa y el trabajo, pues en ese recorrido está el costo del transporte que usas para llegar al trabajo.

En la Ciudad de México, los costos varían dependiendo del método y transporte que uses o en el que te desplaces. 

Por ejemplo, si usas un vehículo motorizado propio para ir a trabajar, puede que pienses que el costo es sólo el del combustible que requiere el auto o moto para el traslado. Sin embargo, no estás contemplando el desgaste de los componentes, como las llantas, los frenos, el aceite y el deterioro de las piezas mecánicas en el motor y la suspensión que permiten los traslados. 

Una organización llamada, Sin Tráfico, realizó un análisis de cuánto cuesta usar un automóvil anualmente en México. El costo reportado es de 37, 000 pesos en promedio, contando gasolina y mantenimiento por cada 10 kilómetros recorridos para ira trabajar.

Otro ejemplo es el del costo del transporte público. En nuestro país se estima que en promedio gastamos alrededor de 19% de nuestro sueldo mensualmente en transporte, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH). Para cada mexicano, este cálculo depende enteramente del costo del transporte que se requiera y la suma de los gastos:

  • El Trolebús cuesta 2 pesos.
  • El Tren ligero cuesta 3 pesos.
  • El Metro de la CDMX cuesta 5 pesos.
  • El Metrobús cuesta 6 pesos.
  • Los autobuses, microbuses y camionetas dependen de la cantidad de kilómetros que se recorran y del horario, pero van desde los 4 pesos hasta los 12 pesos.
  • El Tren Suburbano cuesta 8 pesos (viaje corto de 0 a 12.89 Km); y 18 pesos (viaje largo de 12.9 a 25.59 Km).
  • Los taxis y servicios privados de transporte dependen del tipo de servicio que se ofrecen con banderazos que van desde los 8.74 pesos hasta los 45 pesos. A eso hay que sumarle los costos por kilómetro o uso de la unidad.

El costo de la transportación que para alguien que gana 10,000 pesos netos al mes puede ascender a 1,900 pesos. A esto hay que sumarle costos de alimentación, que pueden restarse si se lleva comida y bebida desde casa, decisión que dependerá enteramente del estilo de vida, pero se estima que es el 35% del sueldo mensual de las familias mexicanas.

 

Gastos relacionados

Otros de los costos, es la ropa para ir a trabajar. Es difícil calcular el desgaste diario o mensual de un ítem como este, pero se estima que las familias gastan en promedio 2,736 pesos al año en ello, según información de Kantar Worldpanel.

Además de todos los costos, debemos adicionar el del tiempo. Es complicado incluirlo abruptamente, pero hay estudios que indican que un mexicano promedio pasa 88 minutos al día en transporte para ir a su lugar de trabajo. Ese es un gasto que todos sopesan de manera diferente. 

Como hemos visto, si buscas consejos para encontrar trabajo, siempre debes tener en cuenta una serie de factores adicionales al sueldo.

¿Qué quieres aprender?

  • Si quieres comprar una casa, te preguntarás ¿cómo cuidar mis ingresos? Para ello, sigue algunos consejos.
  • Para dar un apoyo a tus finanzas personales te recomendamos seguir estos consejos y obtener dinero extra.
  • Cada vez es más común tener un trabajo freelance, sin embargo, también puedes dar el paso a ser un empresario.