Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Mejora tus finanzas. Cartera llena, corazón contento

Es muy importante tener finanzas saludables, pues el mundo exige estar preparado para cualquier eventualidad.

Mejora tus finanzas. Cartera llena, corazón contento

Es común creer que para tener una buena salud financiera sólo se deben evitar cometer errores como no planear o no invertir, pero nadie está exento de equivocarse. Además, tener finanzas saludables requiere de esfuerzos y acciones concretas, no se trata sólo de no errar. Toma tiempo estar atento a lo que ocurre en el presente, informarse y asesorarse para así reflexionar y tomar las decisiones que mejoren tu futuro. 

Especialistas a nivel mundial, concuerdan en que a pesar de que la educación financiera es una responsabilidad de cada una de las personas, ésta, al no ser intuitiva, debería ser difundida en las escuelas. Mientras esto sucede, la responsabilidad recae en nosotros.

Los malos hábitos, nos estorban 

Al asumir la responsabilidad de mejorar tu salud financiera, lo primero que debes hacer es identificar los malos hábitos que tienes. Es más fácil saber qué es lo que haces mal y así corregirlo. Empezar el camino para mejorar las finanzas personales, pasa por eliminar los malos hábitos pues nos cuestan más dinero del que nos podemos imaginar y es hasta que identificamos estos malos hábitos cuando podemos dar el primer paso.

Es tan importante este análisis que nuestras otras acciones pueden verse opacadas, pues no será posible ver mejoría en nuestras finanzas personales, mientras sigamos teniendo errores y malos hábitos.

5 recomendaciones para mejorar las finanzas

Una vez que ya eliminaste los malos hábitos, debes ponerte manos a la obra y trabajar para sanear tus finanzas. 

1. Haz un presupuesto

Este es el consejo más ampliamente dado y las razones son obvias. Al hacer un presupuesto tienes más control sobre tu dinero. La administración de tus finanzas personales requiere de saber exactamente a qué le destinas dinero. 

Es vital monitorear cada uno de los centavos con los que cuentas, pues te permitirá saber tu capacidad de gasto, ahorro, endeudamiento e inversión. Nunca excedas tu propio presupuesto.

Dentro de tu presupuesto considera dinero para imprevistos, pues estos es la forma más fácil de desestabilizar las finanzas personales.

2. Paga todas tus deudas lo antes posible

Nadie tiene finanzas saludables si tiene deudas descontroladas, pues los intereses se comen tu dinero. La mejor manera de poner en orden tus deudas es pagándolas lo antes posible. Para que no sigan creciendo, empieza por las más grandes o por las que te generen más intereses. Haz del crédito tu mejor aliado recordando siempre que no es dinero extra, pues estás obligado a pagar.

Una vez que hayas liquidado tus deudas podrás adquirir nuevas, siempre que analices bien que esos financiamientos deban adquirir productos caros o que de manera inmediata no tendrías.

3. Metas financieras

Definir metas financieras es uno de los consejos más importantes, pues te permite tener una perspectiva más amplia de lo que necesitas hacer para cumplirlas en el corto, mediano y largo plazo. 

Tus metas a corto plazo requieren de menos esfuerzo, pero más cuidado de no trastocar las de mediano y largo plazo.

Las metas de mediano plazo requieren de mejor planeación y una estrategia que no ahorque a las de largo plazo. Invertir es esencial para lograr que sucedan, pues es la manera de llegar con más certeza.

En el largo plazo se necesita más constancia y disciplina, además de un plan de ahorro. Si se puede combinar con inversiones, mejor.

4. Ahorro e inversión

Estos dos son fundamentales. Ninguno de los puntos anteriores funciona si no se tiene en mente que es necesario ahorrar e invertir. 

Ahorrar significa separar una parte del ingreso y guardarla en un lugar seguro como un banco. Invertir significa analizar dónde colocar el dinero esperando obtener un ingreso extra. Lo importante de invertir es calcular el riesgo de ese movimiento. 

El consejo de ahorrar parece trillado, pero cada vez es más necesario iniciar con un plan económico de ahorro, pues para mantener la calidad de vida será necesario complementar la pensión pública con un ahorro privado.

Una inversión con buenos rendimientos siempre mejora la situación financiera de una persona ya que al hacerlo generas un dinero extra, siempre busca la opción que más te convenga teniendo en cuenta que todas las inversiones se asocian con el riesgo. A mayor riesgo, más ganancia. A menor riesgo, menos ganancia. 

5. Aprende de finanzas personales

El ser autodidacta en temas de dinero y finanzas personales te ayudará a administrarte mejor. Entre más información al respecto recabes periódicamente, en libros, revistas web o blog especializadas o en publicaciones dedicadas a este tema, podrás tomar mejores decisiones y conocerás más para no tomar soluciones financieras que no te dañen. 

¿Qué quieres aprender?