Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Gestiona eficazmente los recursos financieros de una empresa

Gestiona eficazmente los recursos financieros de una empresa

Administrar los recursos financieros de una empresa implica un gran esfuerzo, sobre todo en tiempos de crisis, no obstante, hacerlo adecuadamente puede tener un impacto positivo en el funcionamiento y crecimiento de la empresa. Por ello, tener conocimiento sobre su rentabilidad y los gastos e ingresos que genera, es fundamental para saber cuál es su salud financiera y así tomar decisiones que impulsen su bienestar.

¿Qué son los recursos financieros?

Cuando se habla de los recursos financieros de una empresa se refiere al dinero en efectivo que tiene a su disposición, así como como cuentas bancarias, bonos, acciones o deudas por cobrar, es decir, recursos que fácilmente pueden ser capital disponible para la empresa. 

Estos recursos financieros también pueden ser considerados como parte del patrimonio de una empresa, por eso, entre más grande, mayor será su seguridad y estabilidad, permitiendo que tenga más oportunidades de expansión.

Es recomendable que las empresas definan sus prioridades y metas a corto y largo plazo para crear un plan financiero adecuado que les permita tener un control óptimo de los gastos requeridos para cumplir todos los objetivos.  

De esta manera, una empresa tendrá la oportunidad de adquirir nuevos bienes y servicios para enriquecer la fuerza de trabajo. Una de las ventajas de contar con recursos financieros, es que se puede contratar más personal y brindarles capacitaciones constantes para mejorar la productividad y eficiencia dentro de la empresa.

Tipos de recursos financieros

Existen dos tipos de recursos financieros en una empresa: los propios y los ajenos.
  • Recursos financieros propios

    Son aquellos que forman parte del patrimonio de la empresa y que están a su disposición en cualquier momento.
  • Recursos financieros ajenos

    Aquí están los recursos que puede tomar la empresa a través de negociaciones y que, por lo general, generan deudas. Los créditos bancarios o préstamos con proveedores son algunos ejemplos de recursos financieros ajenos.

Al contar con una estrategia para favorecer los recursos financieros de tu empresa, podrás llevar una mejor gestión de la situación económica y detectar si necesitas hacer algunos ajustes, pedir un crédito o incluso invertir para generar mejores rendimientos. 

Renueva tu empresa y comienza a organizar de manera eficaz los recursos financieros para seguir creciendo dentro del mercado.

Lleva el banco en tu bolsillo