Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Planifique y cumpla su propósito de ahorrar

14 dic 2018

Transitamos la recta final del 2018 y esta época del año es un buen momento para reflexionar sobre metas y previsiones financieras a tomar en cuenta para el próximo; se dice fácil, pero en realidad, la mayoría de las personas no están muy familiarizadas con sus gastos y generalmente no están preparadas para algún inconveniente financiero.

Crear y mantener un presupuesto es un paso importante para pautar el estilo de vida y representa numéricamente los valores, intereses, pasiones y necesidades. Al examinar los gastos, se puede entender mejor los hábitos, descubrir dónde ahorrar, ayuda a determinar si una persona se encuentra en la trayectoria correcta, prepararse para posibles recesiones financieras y crear estilos de vida que reflejen mejor sus valores.

A continuación, seis recomendaciones para el diseño y apego a un presupuesto que ayuden a lograr los objetivos financieros en 2019.

1. El registro de ingresos y gastos


No es necesario tener un título en finanzas para convertirse en un experto en presupuestos. Al final del día, un presupuesto, bueno o malo, es simplemente una estimación de los ingresos y gastos por un período de tiempo determinado. Entonces, lo único que se debe de hacer es, sentarse y escribir lo que se gasta y lo que se gana con exactitud, cronológicamente y sin prejuicios.

2. Planificar identificando objetivos


Si nunca se han registrado formalmente los ingresos y los gastos, puede ser una tarea difícil descifrar qué recortar y mantener del presupuesto. Para empezar, se recomienda identificar algunas de las metas, escribirlas y planificar. ¿Qué meta le gustaría lograr en los próximos meses o años?  Este tipo de preguntas ayudan a determinar qué tipo de presupuesto se adapta mejor al estilo de vida.

3. Lo que gasta es un reflejo de lo que valora


Una vez se tenga un control de los gastos, se debe determinar en dónde el presupuesto no refleja ambiciones y aspiraciones personales. Esto impulsara la ejecución de recortes necesarios y a crear más espacio financiero para cosas, experiencias y oportunidades que se valoren.

4. Aprender a diferenciar lo urgente de lo importante


Identificar y priorizar dentro del presupuesto pagos a servicios básicos, créditos y ahorro. Se deben evitar en su totalidad las compras de impulso.

5. Hacerse responsable y aprender sobre la marcha


A menudo, auditar los presupuestos personales puede ser una llamada de atención difícil, sobre todo al momento de tomar decisiones sobre lo que se gasta, se ahorra o se invierte. Las opciones pueden ser abrumadoras, pero se deben de enfrentar de manera honesta, responsable y si temor a equivocarse.

Cuestionar los gastos, buscar asesoría de expertos, leer blogs y libros sobre finanzas personales, así como aprovechar todas las herramientas digitales que los bancos ofrecen como funcionalidades para apartar dinero, planes de ahorro y fondos de inversión, se pueden convertir en eficaces mecanismos que ayuden en la óptima gestión de las finanzas personales.

Marcos Neumann García

El autor es VP Client Servicing BBVAAsset Management