Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

La economía y las decisiones de la FED

28 sep 2018

Durante este mes se cumplieron 17 años de los atentados terroristas del 11 septiembre de 2011 en Nueva York, y al mismo tiempo, han pasado 10 años de la crisis financiera del mercado de hipotecas subprime en Estados Unidos. Estos dos eventos son fundamentales para entender la actualidad. A partir de ellos, ha habido cambios en la forma de entender el mundo desde una perspectiva social, cultural y económica.

¿Cuál fue el papel del Banco Central de Estados Unidos FED y como afectaron las decisiones de política monetaria?

A inicios de 2011 la FED comenzó un periodo de disminución de tasa de interés el cual buscaba fomentar la economía mediante el consumo. El proceso continuó después de los atentados de septiembre y la tasa llegó a un mínimo de 1% nunca antes visto a mediados de 2003. Existen teorías que dicen que el plan político y económico del gobierno de ese momento buscaba que el consumo pudiera suplir el vacío que habían dejado los ataques terroristas en la población, en particular, con la compra de casas habitación para cumplir con una parte del “sueño americano”.

En los años siguientes se dio el ‘boom’ del mercado hipotecario con las tasas a niveles muy bajos, los intereses de los créditos eran poco significativos y los requisitos para la autorización eran mínimos. Debido a la alta demanda, los precios de las casas aumentaron su valor generando una burbuja, muchas personas que no contarían con los recursos necesarios para liquidar una hipoteca, adquirieron una casa.

A partir de 2004 la FED comenzó un periodo restrictivo de aumento de tasas, en 2 años hubo un aumento del 1% al 5%.  Como consecuencia, los intereses de las hipotecas que se habían otorgado subieron de forma exorbitante, al mismo tiempo, la burbuja de precios de casas reventó, los precios bajaron, la deuda que los dueños habían adquirido valía más de lo que valía su vivienda. En 2008 la crisis subprime trajo consigo la quiebra de Lehman Brothers, el índice Standar & Poors 500 tuvo pérdidas por más de 50%.

En 2007, el ciclo de la FED nuevamente fue expansivo, la crisis de 2008 exigió que se diera de forma más veloz; la tasa de interés bajó a un nuevo mínimo, en un periodo de 15 meses la tasa llegó a 0%, los encargados de la política monetaria tomaron la decisión de fomentar el consumo con medidas extremas.

A principios de 2009 no se sabía cuánto tiempo tardaría la economía estadounidense en recuperarse, el ciclo de baja había terminado, pero pasarían casi 7 años para ver nuevamente un aumento en la tasa de interés y según algunos especialistas, la economía se había recuperado.  A finales de 2015, comenzó el ciclo de alza que hasta el momento permanece. Hoy la tasa está en 2% y se especulan aumentos de hasta 1.50% para llegar a 3.5% en 2019. El Standar & Poors 500 ha triplicado su valor a partir de su mínimo después de la crisis.

Con el recuento de estos hechos se puede ver la importancia de la toma de decisiones de la política monetaria de la FED en Estados Unidos. Esta intervención en el mercado, puede marcar cambios drásticos en la economía mundial. Dentro de los detractores de estas políticas hay varios economistas que se cuestionan si no estamos inmersos en una nueva burbuja de precios, dado el gran retorno que han dado los índices en los últimos años.

Ernesto González Zenteno
VP de Productos Estructurados Asset Management de BBVA
juanernesto.gonzalez@bbva.com