Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Ciberseguridad, el mejor aliado para invertir

5 oct 2018

El mundo y la sociedad actual tienen una tendencia a transformarse al tramo digital, por lo que los bancos y en general el sistema financiero convierten las aplicaciones en la base principal para ofrecer productos y servicios totalmente innovadores a sus clientes.

Es por lo anterior que las empresas, y especialmente las instituciones financieras, deben tener la certeza de que su producto o servicio contenga medidas de seguridad lo suficientemente robustas para asegurar la privacidad e integridad de la información de cada uno de sus clientes.

Durante muchos años los ingenieros en Tecnologías de la Información (IT, por sus siglas en inglés) se enfocaron únicamente en proveer información a las empresas en todo momento. Debido a la innovación constante que se está desarrollando hoy en día en el mundo resulta imperante que las empresas dediquen recursos importantes a minimizar los riesgos a los que pudieran estar expuestos en esta materia.

De acuerdo con la Organización de los Estados Americanos (OEA), en México los costos generados por malware, phishing, hackeos y robos de identidad en el 2014 ascendieron a casi 3 billones de dólares. Dentro de las principales tendencias en materias de ciberseguridad, las entidades financieras proponen robustecer sus medidas de seguridad mediante claves criptográficas, tokens móviles, factores de autenticación múltiples, así como almacenamiento en la nube. Sin embargo, es importante combinar la tecnología con procesos internos, así como con personal altamente calificado.

En efecto, las entidades financieras deben crear equipos internos colaborativos que en momentos de eventualidades y estrés tengan una pronta respuesta, coordinación efectiva y con facilidad de transmitir información de manera eficiente y oportuna. Sin embargo, la primera línea de defensa es un personal altamente capacitado, informado y con conciencia de las repercusiones de sus acciones dentro de la entidad.

El tema de ciberseguridad resulta una necesidad que ofrece amplios beneficios a las entidades financieras, pero principalmente a cada uno de los clientes que utilizan su servicio, ofreciéndoles un valor agregado adicional al servicio contratado.

El mercado hace un amplio énfasis en la coordinación de personal, procesos y tecnología para poder garantizar al cliente no únicamente una experiencia ampliamente satisfactoria, sino también una experiencia de profunda seguridad mientras velan por sus intereses.

Sergio Federico Carrillo Farfán
Sr. Analyst Derivatives Trade & Oper II Asset Management en BBVA
sergiofederico.carrillo@bbva.com