Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Qué es la tenencia vehicular?

Conoce que es la tenencia, su historia, los usos y las excepciones de este impuesto a los vehículos en nuestro país

Antes de definir directamente qué es la tenencia vehicular, podemos empezar con la historia de este impuesto. Este gravamen surge en 1962 bajo la premisa de ser una contribución temporal que ayudaría a financiar la organización de los juegos Olímpicos que serían realizados en la Ciudad de México seis años después, en 1968. 

De esta manera, tener un medio de transporte se convirtió en un medio de recaudación fiscal de manera local, pero de forma extendida en todo el país. 

Por mandato del entonces presidente, Adolfo López Mateos, este tributo se cobraría a todos los que tuvieran un automóvil a su nombre. Sin embargo, una vez que concluyeron los primeros juegos olímpicos del país, este impuesto se hizo permanente estipulado en la Ley de Ingresos.

Han pasado más de 50 años desde aquel decreto presidencial que gravó la posesión de un auto y que en la década de los años ochenta se extendió al incluir aviones, yates, motocicletas y helicópteros. 

El cobro, en los estados en los que sigue vigente, se realiza durante los tres primeros meses del año y se calcula con base en las características del medio de transporte, mediante el uso de tablas y aplicación de porcentajes que se actualizan anualmente. 

A lo largo de los años, este impuesto fue eliminado en algunos estados como Chihuahua, Colima, Jalisco, Michoacán, Sinaloa, Sonora, entre otros, y se ha transformado hacia un refrendo vehicular.

Actualmente, una buena parte de la recaudación de este impuesto se destina al subsidio de la tarifa del transporte público para todas aquellas personas que no tienen auto particular. Sin embargo, no es el único uso que se le da. Diversos gobiernos han aclarado que un porcentaje del dinero que se obtiene de las aportaciones por concepto de tenencia vehicular se usa también para implementar programas en contra de la contaminación. 

¿Cómo se calcula el precio del impuesto?

Como mencionamos anteriormente, este impuesto no es el mismo para todos los propietarios de vehículos. De hecho, existen diferentes variables que inciden en el monto final que se aporta. La idea detrás de estas variables es recaudar, en mayor medida, a los que tienen más poder adquisitivo. 

Para calcular el pago de la tenencia, la tesorería toma en cuenta factores como:

  • La marca del vehículo. Esto se calcula de forma que aquellos propietarios de marcas exclusivas o lujosas, estarán en un diferente tabulador de cálculo que aquellos que tienen transportes de marcas más generales.
  • El año de modelo, que se refiere a la fecha en la que fue fabricado. Es importante aclarar que en algunas entidades los vehículos que tienen más de 10 años dejan de pagar este impuesto.
  • El modelo del auto. En este apartado se calcula con respecto al tamaño del vehículo.
  • La versión. El pago de la tenencia cambia también de acuerdo con el nivel de sofisticación que se ofrezca en el auto. Es común que, en la industria automotriz, un mismo año y modelo incluyan más opciones que lo hacen más lujoso o con más equipo. En este sentido, las autoridades revisan este tipo de información para el cobro de la tenencia.
  • La línea. Se trata de lo relacionado con el motor del vehículo, es decir del tamaño del motor o la cilindrada que tenga, así como el tipo de combustible que utilice. En este apartado, también se contemplan las excepciones y los descuentos, como los vehículos eléctricos o los híbridos.

Tenencia 2019: cómo, cuánto es y dónde pagarla

Como lo hemos mencionado la tenencia es un impuesto que se paga de manera local, es decir que cada estado de la República decide sus propias particularidades. Pero en el caso de la Ciudad de México, la Secretaría de Administración y Finanzas, mantiene el beneficio fiscal de excepción del 100% del pago de la tenencia para aquellos que posean un auto, siempre y cuando cumplan con los siguientes requisitos:

  • No tener adeudos de ejercicios anteriores.
  • Cubrir antes del 31 de marzo el refrendo con un costo de 556.50 pesos.
  • Tener vigente la Tarjeta de Circulación con Chip.
  • Que el valor del vehículo reportado en la factura, incluyendo el IVA, no exceda de 250,000 pesos. A esto hay que anexar que se puede aplicar el valor de la depreciación.

En el caso del Estado de México:

  • No tener adeudos.
  • Cubrir antes del 31 de marzo el refrendo de 623 pesos.
  • Que el valor del vehículo reportado en la factura, incluyendo el IVA, no exceda de 400,000 pesos.

También te puede interesar

¿Qué quieres aprender?

¿Cuáles son las diferencias entre el pago de la tenencia 2019 y 2018?

¿Hay diferencias entre la Tenencia 2018 y Tenencia 2019? Descubre cómo hacer el pago de esta contribución fiscal.

¿En qué consiste el contrato de compraventa?

Conoce las diferentes etapas que se necesitan para comprar una casa. Aquí te explicamos desde el contrato de compraventa, hasta el trato con las inmobiliarias.

Consejos para calcular un crédito automotriz

Aprende algunos de los pormenores de la compra de un auto a crédito, incluyendo cómo usar una calculadora de financiamiento de auto.