Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Cuenta para adolescentes, el mejor regalo

Que los adolescentes sepan de buenos hábitos financieros trae beneficios en el mediano y el largo plazo, pero sobre todo seguridad financiera para su futuro.

La educación financiera para los jóvenes es un tema importante que es recomendable enseñar de forma similar a un programa educativo. Desde niños y de forma intuitiva, los chicos van generando una idea muy general de lo que significa "comprar algo en una tienda", pero no sobre las responsabilidades con sus finanzas personales y familiares. 

Es por esto, que es esencial que los jóvenes aprendan sobre el mundo del dinero con una cuenta para adolescentes. Después de contar con esta herramienta, lo primero que se les debería explicar es el origen del dinero, hablarles de dónde proviene, como guardarlo en una cuenta para jóvenes, pero sobre todo recordarles que conseguirlo requiere de un esfuerzo constante. 

Con miras a dejarlo claro, se puede hacer un símil de cuánto se puede comprar basándose en horas de trabajo. La idea es muy sencilla. Se hace una comparación de cuánto dinero se gana por hora y se compara la cantidad de trabajo que cuesta un bien o un servicio, de esta forma será más fácil mostrar el esfuerzo que se hace para comprar.

Un ahorro con la ayuda de una cuenta para adolescentes

Enseñarles a los chicos que todas las cosas y servicios implican un gasto que se puede solventar con dinero gracias al trabajo es una enseñanza, pero se puede mostrar también que parte fundamental de la salud financiera empieza con el ahorro.

Los chicos que no aprenden sobre el origen del dinero es muy probable que estén acostumbrados a que el dinero sirve sólo para comprar. La limitante es que cuando se agote, buscarán alternativas y una de ellas es un endeudamiento. Otra consecuencia es que cuando crezcan no pensarán como primera opción en el ahorro para su retiro.

Acercar a los jóvenes a las instituciones financieras es muy fácil pues existen opciones como Link Card, una tarjeta que los puede ayudar a alcanzar sus metas a futuro. Se trata de una cuenta para adolescentes que pueden abrir los padres y darla como regalo financiero a sus hijos, permitiéndoles no sólo aprender del valor del dinero y del ahorro, sino que del sistema financiero y la banca digital.

Con esta tarjeta que cuenta con el respaldo de aplicaciones como BBVA Send, los chicos podrán pedirles dinero a sus papás con un mensaje de celular, recibirlo y ahorrar. La tarjeta también ofrece la posibilidad de hacer compras físicas y en línea, siempre con previa autorización parental.